Publicidad

Así eran los pepinos de mar ancestrales: lo más parecido al facehugger de 'Alien'

Así eran los pepinos de mar ancestrales: lo más parecido al facehugger de 'Alien'
1 comentario

Publicidad

El Alien o Xenomorfo es un ente biológico extraterrestre parasitoide ficticio que protagoniza la saga cinematográfica Alien. En su fase larvaria de facehugger o abrazacaras protagonizó una de las escenas más terroríficas de la historia del cine.

Y ahora que podemos saber cómo eran los pepinos de mar ancestrales, nos damos cuenta de que, al menos en el aspecto, se parecían mucho. La recreación 3D del fósil de un pepino de mar que vivió hace 430 millones de años ha sido concebida por investigadores del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Cthulhu

Los investigadores, al parecer, creen que este pepino de mar no se parece tanto al xenoformo de Alien como a Cthulhu, una deidad tentacular ideada por el autor de ficción y terror Howard Phillips Lovecraft, y por ello la han bautizado como Sollasina cthulhu.

Para lograr esta reconstrucción tan fidedigna, los paleontólogos estudiaron un fósil de solo 3 centímetros utilizando un método que consistía en desmenuzarlo, capa por capa, con una fotografía tomada en cada etapa. Esto produjo cientos de imágenes de cortes, que se reconstruyeron digitalmente como un "fósil virtual".

Se cree que estos tentáculos, o "pies tubulares", que posee sirvieron para capturar alimentos y arrastrarse sobre el fondo marino. Esta reconstrucción en 3D permitió a los paleontólogos visualizar un anillo interno, que interpretaron como parte del sistema vascular del agua, el sistema de canales llenos de líquido utilizados para la alimentación y el movimiento en los pepinos de mar vivos y sus parientes.

Según explica el coautor del trabajo, Jeffrey Thompson, miembro de la Royal Society Newton International en el 'University College London' (Reino Unido):

Realizamos una serie de análisis para determinar si 'Sollasina' estaba más estrechamente relacionado con los pepinos de mar o los erizos de mar. Para nuestra sorpresa, los resultados sugieren que era un pepino de mar antiguo. Esto nos ayuda a comprender los cambios que se produjeron durante la evolución temprana del grupo, que en última instancia dio origen a las formas de babosas que vemos hoy.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir