Publicidad

Órbita Laika: ¿el primer 'Talk Show' de ciencia en España?

Órbita Laika: ¿el primer 'Talk Show' de ciencia en España?
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Salvo dignísimas excepciones, el panorama televisivo dedicado a la divulgación científica española está reducido casi a cero. Por eso aún me tengo que pellizcar cada vez que leo que este domingo, a las 23:00 h, en La 2, se estrena Órbita Laika: no sólo lo que parece un programa dicharachero, moderno y potencialmente atractivo para el share dedicado a la ciencia, sino que los divulgadores en plantilla son pesos pesados de la blogosfera, gente a la que admiro sin reservas, con más seguidores que algunas estrellas del rock, que solo pueden hacerlo mejor que bien (si les dejan). Estamos hablando de Antonio Martínez Ron (que hará una demostración en directo), América Valenzuela (que repasará las últimas noticias), Clara Grima (analizará vídeos de Internet, sobre todo bulos), el divertidísimo Jose Manuel López Nicolás (ciencia en la cocina) o José Cervera (historias y planteamientos de ciencia que no aparecen nunca en los medios), entre otros.

A todo esto, ya de por sí inverosímil, se le suma que el formato del programa no se limitará a cederle el turno al tipo con bata blanca mirando a cámara, sino que imita el clásico Late night estadounidense de los años 60 en el que se entrevistará a algún famoso en cada edición, como Ana Morgade o María Casado. Y, como colofón, el director de todo esto, José Antonio Pérez, autor del blog Mi mesa cojea, con el que aún me estoy riendo después de su charla en Naukas sobre los highlights de La Contra de La Vanguardia. El presentador será Ángel Martín, que arrancará cada programa con el típico monólogo.

También habrá monólogos de humor dedicados a la ciencia por cortesía de los participantes de 'Famelab', el Concurso Internacional de Monólogos Científicos que produce el Fecyt (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología)

Así pues, no estamos hablando, por lo que parece, de una sucesión de gags mezclados con experimentos llamativos en los que no importa tanto el fenómeno que estamos observando como el mantener frente a la pantalla a telespectadores con presunto déficit de atención (¿alguien dijo El hormiguero?), sino de explicar cosas de verdad, cosas que se ignoran a pesar de que resultan importantes, y sobre todo cómo esas cosas se involucran con nuestra vida cotidiana. Aquí la ciencia no es la anécdota del programa. Es el hilo conductor. La chicha. Y eso me obliga a pellizcarme de nuevo.

Sea como fuere, desde aquí estaremos pegados a la pantalla este domingo a las 23:00 h. Con muchas ganas de que esto funcione y de que se convierta en un ejemplo de que entretenimiento y ciencia verdaderamente divulgativa no están obligados a comportarse como aceite y agua.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir