Compartir
Publicidad
Publicidad

No hay que humanizar a los perros para prevenir sus ataques

No hay que humanizar a los perros para prevenir sus ataques
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una veterinaria perteneciente a la Universidad Nacional del Nordeste en Argentina, Patricia Koscinczuk, acaba de dar a conocer un estudio donde revela que humanizar a los perros hace que pierdan el lugar que les corresponde. La tendencia de humanizar al animal suele darse mayoritariamente entre los pequeños, de ahí que la mayoría de los ataques sean sufridos por los niños.

Hay establecida una jerarquía social que se ve truncada en el momento en que se integra al perro en la vida cotidiana y familiar. Según indica la veterinaria, el perro debe comprender su condición de mascota, ser obediente y para nada agresivo. Según indican los especialistas, un perro no debe ni vivir en la casa en compañía de sus dueños y mucho menos dormir en una cama con alguno de los miembros de la familia. Comer en el mismo lugar y en el mismo momento que lo hacen los dueños tampoco es nada recomendable.

El perro es el mejor amigo del hombre mientras conozca cual es su lugar, las muestras afectivas que nosotros podamos interpretar como tales, son interpretadas por los perros de distinta manera, proporcionándole una cierta jerarquía que finalmente supera a la de los dueños. Al final, termina por atacar para mostrar su valía y su poder jerárquico sobre el resto de la unidad familiar. Para realizar estas afirmaciones la veterinaria se ha valido del seguimiento y estudio de decenas de comportamientos caninos. Patricia propone la teoría de una relación verticalista, es decir subordinar al animal dentro del grupo familiar, él es el último en comer, bueno, esto recuerda un poco el comportamiento de algunos grupos animales que actúan de modo jerárquico y donde el jefe es el primero en comer, en dormir o en copular.

Podríamos pensar que sólo se refiere a perros como el Rottwailer, Doberman, etc., pero no, se refiere a todos los perros. Un pequeño caniche no podrá atacarte del mismo modo que uno de los perros antes mencionados y siempre saltarán a la palestra en los medios informativos estos ataques precisamente, ya que son perros de gran poderío. Un caniche podrá morder, pero no se le da en absoluto la misma importancia por ser unas lesiones mínimas con lo cual todo queda en el olvido, pero el comportamiento es idéntico en ambos perros, marcar la jerarquía.

La veterinaria indica también que no existen perros más agresivos que otros, el factor genético para tal efecto sólo incide en un 30% de los casos, el resto de casos son causados por la mala comunicación existente entre dueño y animal. Nos quedamos con estas palabras de Patricia Koscinczuk, “"El animal necesita vivir en familia subordinado a sus integrantes y no en el mismo nivel porque el perro se adjudica jerarquías que no le corresponden y lo vuelven agresivo en su afán de demostrar su grado".

Puede ser muy dificil para muchos, pero no deja de tener razón en algunas cosas.

Vía | Universidad Nacional del Nordeste

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos