Compartir
Publicidad

Factor 1 y Factor 2

Factor 1 y Factor 2
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Suponemos que habrás oído hablar de Factor 1 y Factor 2, recientemente apareció en la televisión el profesor Enrique Meléndez catedrático de Bioquímica de la Universidad de la Laguna explicando algunos matices sobre estos dos productos fruto de sus investigaciones. No sabemos si realmente estos productos son o no eficaces para mejorar la salud, pero si sabemos que se ha suscitado la polémica en torno a Factor 1 y Factor 2.

Muchas personas afirman que estos productos consiguen mejorar su salud y su calidad de vida. Los productos en cuestión son dos aminoácidos no esenciales, la glicina (Factor 1) del cual Enrique Meléndez nos explica que la glicina es un nutriente, pero también es una molécula que actúa como un fármaco típico al unirse a las proteínas. El L-Aspártico (Factor 2) se usa en fármacos contra la insuficiencia renal, estos deben ser ingeridos acompañándose de una dieta baja en hidratos de carbono y rica en proteínas.

El tema es que desde hace cinco años, varias personas han tomado su Factor 1 y 2 asegurando una gran mejoría. En el verano del 2004 se hizo pública su investigación y se pedía la participación voluntaria de varias personas en un proyecto que no estaba reconocido por ninguna institución oficial. Un científico puede tener una determinada opinión sobre la validez de un procedimiento pero hay que tener en cuenta que la ciencia abandonó el conocimiento justificado en base a una opinión hace ya años y en la actualidad, la ciencia solamente acepta resultados obtenidos en una metodología muy definida.

Son 8.000 personas las que están siguiendo el tratamiento del Factor 1 y 2, estas personas han depositado su confianza en este tratamiento aburridas de sus dolencias. Pero, este tratamiento no es aprobado ni por instituciones, ni por médicos y científicos ya que no ha seguido el protocolo correspondiente que precisamente fue creado para proteger los derechos de las personas, saltarse este protocolo es poner en peligro la salud pública ¿o no? Quizás estos productos sean beneficiosos para la salud y si es así no hay que temer al protocolo, a unos estudios de rigor científico, etc. De momento lo que si es evidente, es que no se puede distribuir un producto a granel sin ningún etiquetado y sin que la Organización Mundial de la Salud lo avale. Pero dá la impresión de que tampoco se quiere facilitar el camino. Suponemos que los intereses creados por las industrias farmacéuticas y algunos científicos son el verdadero obstáculo.

Más información | Comtf Más información | Informativos Tele5 Más información | La opinion

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos