Compartir
Publicidad
Publicidad

Los fraudes más sonados de la ciencia (I): retoque planetario

Los fraudes más sonados de la ciencia (I): retoque planetario
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué duda cabe que la ciencia es la mejor herramienta para conocer cómo funciona el mundo. Sin embargo, los científicos ya son otro cantar. Aunque no todos son genios locos como los que salen en las películas, lo cierto es que entre la comunidad científica también hay ególatras, impostores y mentirosos.

A pesar del blanco inmaculado de sus batas, ha habido muchos científicos que han inventado datos, han falsificado resultados, ha amañado experimentos a fin de obtener réditos intelectuales o meramente económicos.

En esta serie de artículos sobre los fraudes más sonados del ámbito científico, prometo explicaros los casos más extravagantes y sorprendentes.

RETOQUE PLANETARIO

Aunque solemos atribuir la negación del progreso científico al espectro más rancio de la religión (bien lo sabe Galileo Galilei), la verdad es que los astrónomos también han sido reacios a aceptar según qué afirmaciones. E incluso se las han ingeniado para que sus afirmaciones resultaran ciertas aunque todo el universo se empeñara en contradecirles.

Uno caso célebre fue el del famoso astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630), que forzó al máximo los cálculos para ajustar al milímetro su teoría de que los planetas se mueven en órbitas elípticas y no circulares alrededor del Sol.

En el libro en que describe la idea, que data de 1609, decía que su teoría estaba confirmada por cálculos independientes de las posiciones de los planetas. En realidad, Kepler obtuvo los datos mediante cálculos basados en la propia teoría.

Vía | Errores y fraudes de la ciencia y la técnica de Pedro Voltes
Más información | El Pais

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio