Compartir
Publicidad
Publicidad

Razones para no quemar bosques

Razones para no quemar bosques
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Con la llegada del verano llegan también, por desgracia, los incendios. ¿Y esto por qué se produce? ¿Por qué somos tan egoístas que tenemos que provocar incendios causando la muerte a miles de especies vegetales y animales (incluso al propio ser humano)?

Sinceramente, no lo se. Lo que sí se es muchos de los beneficios que nos dan los árboles y nosotros ni los valoramos, es más, los despreciamos. ¡Cómo está la vida!

Para empezar, en lo que más nos podemos fijar es que los árboles nos brindan sombra. Esto es importante, ya que en verano nadie quiere dejar el coche aparcado al sol. Funcionan como barreras ayudando a reducir el ruido en las ciudades y como rompe-vientos ante huracanes y temporales.

Una de sus funciones más importantes es que movilizan y reciclan nutrientes (carbono y nitrógeno) y agua; son piezas fundamentales en los ciclos biogeoquímicos. También realizan una función muy importante para mantener el equilibrio en la temperatura de la tierra, el “secuestro del carbono“.

Son hábitat para muchas especies de aves, insectos, pequeños mamíferos y plantas epífitas. Pero además tienen una función alimentaria, ya que producen flores que a su vez dan frutos y semillas comestibles.

Y como si fuera poco, empleamos la madera y otras sustancias que poseen para la industria y la medicina.

Los bosques y las selvas pueden modificar los patrones de precipitación a través de la regulación del clima regional, ya que puede ocasionar reducciones en la tasa de evaporación, turbulencia y el movimiento vertical de las corrientes de aire. Estos cambios pueden afectar a la tasa de formación de nubes y la cantidad de precipitación que recibe una cuenca o región.

¿Os parecen pocas funciones para seguir quemando los bosques? Seguro que a vosotros se os ocurre alguna más, ¿me equivoco?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio