Publicidad

Los vientos catabáticos: vientos tan rápidos como el AVE

Los vientos catabáticos: vientos tan rápidos como el AVE
Sin comentarios

Publicidad

El tren de alta velocidad español, el AVE, es el único capaz en el país de alcanzar una velocidad comercial operativa de 300 km/h. En poco más de dos horas, podemos plantarnos de Barcelona a Madrid. Pero los vientos que hay en nuestro planeta puede ser incluso más rápidos.

Los vientos catábicos, por ejemplo, pueden alcanzar esa velocidad.

¿Qué son?

Cuando hace frío, el arie denso en las altitudes que desciende por la fuerza de la gravedad puede provocar vientos catabáticos (o de caída). Alrededor del acantilado costero de la Antártida estos vientos pueden ser de 300 kilómetros por hora. Como la geografía local los dirige, los vientos catabáticos son muy regulares en su dirección.

La máxima velocidad del viento registrada se encuentra en el Monte Washington, Estados Unidos: el 12 de marzo de 1934, 371 kilómetros por hora; pero en general el lugar más ventoso es Commonwealth Bay, en la Antártida, donde se han sentido ráfagas de 320 kilómetros por hora.
Imagen | Circula Seguro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir