Compartir
Publicidad

Las lentes de contacto también suponen un coste medioambiental

Las lentes de contacto también suponen un coste medioambiental
0 Comentarios
Publicidad

Leonardo da Vinci observó en 1508 que hundiendo la cabeza en un recipiente de cristal con agua se modificaba la visión. Al transcurrir los años ha hecho que diferentes investigadores perfeccionaran esta antigua teoría hasta lo que hoy conocemos como lentes de contacto.

Ahora, muchas personas dependen de lentes de contacto para mejorar su visión. Pero estos dispositivos de corrección de la vista no duran para siempre, algunos están pensados ​​para el uso de un solo día y, finalmente, se eliminan de varias maneras, originando restos de microplásticos en el agua.

Microplástico

Tirar estas lentes por el desagüe al final de su uso podría estar contribuyendo a la contaminación microplástica del agua. Los investigadores están presentando sus resultados hoy en el 256º Encuentro Nacional y Exposición de la American Chemical Society (ACS).

Las lentes que se tiran por el desagüe finalmente terminan en plantas de tratamiento de aguas residuales. El equipo estima que entre seis y diez toneladas métricas de lentes de plástico terminan en aguas residuales solo en los Estados Unidos cada año. Las lentes de contacto tienden a ser más densos que el agua, lo que significa que se hunden, y esto podría representar una amenaza para la vida acuática.

Analizar qué sucede con estas lentes es un desafío por varias razones. En primer lugar, las lentes de contacto son transparentes, lo que las hace difíciles de observar en el complicado entorno de una planta de tratamiento de aguas residuales. Además, los plásticos utilizados en las lentes de contacto son diferentes de otros residuos plásticos, como el polipropileno, que se puede encontrar en todo, desde baterías de automóviles hasta textiles. Por lo general, las lentes de contacto se fabrican con una combinación de polimetacrilato de metilo, siliconas y fluoropolímeros para crear un material más suave que permite que el oxígeno pase a través del lente hacia el ojo. Por lo tanto, no está claro cómo el tratamiento de aguas residuales afecta a las lentes de contacto y supone un desafío averiguarlo.

En última instancia, esperamos que los fabricantes realicen más investigaciones sobre cómo las lentes afectan la vida acuática y cuán rápido se degradan las lentes en un entorno marino.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio