Compartir
Publicidad

La falta de agua y otras consecuencias del cambio hidrológico de la Tierra

La falta de agua y otras consecuencias del cambio hidrológico de la Tierra
1 Comentarios
Publicidad

El cambio climático puede afectar fundamentalmente al ciclo hidrológico de la Tierra, lo que acarreará una amplia destrucción de los ecosistemas terrestres.

Si bien es cierto que la superficie de Tierra está compuesta por un 75 % de agua, sólo un 2,5 % del total de esta agua es agua dulce; y el 75 % está encerrado en glaciares y en los casquetes de hielo, así que finalmente sólo el 0,3 % del agua dulce está disponible en superficie, en forma de ríos y lagos, según H. Mayell en “UN Highlights World Water Crisis”, de National Geographic News (2003).

Ahora las cosas aún se están poniendo peores debido a que el incremento de las temperaturas aumenta la evaporación, lo que a su vez libera cada vez más vapor de agua a la atmósfera. Tal y como lo plantea sombríamente Jeremy Rifkin en su libro La civilización empática:

Según un informe de Naciones Unidas, cada aumento de un grado centígrado de la temperatura conduce a un incremento del 7 % en la capacidad de absorción de la humedad de la atmósfera. Este cambio en la capacidad de absorción de la humedad de la atmósfera afecta al ciclo hidrológico terrestre, especialmente en la “cantidad, frecuencia, intensidad, duración y tipo” de las precipitaciones. El efecto más importante del aumento del vapor de agua es “unas precipitaciones más intensas”, pero también “una reducción en la duración y/o frecuencia de las mismas”. El resultado son inundaciones más agudas y sequías más prolongadas.

Foto | USGS, original upload 22 January 2006 by L. Fdez.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio