Publicidad

Este hielo de dos millones de años de la Antártida nos relata cómo era el clima en la antigüedad

Este hielo de dos millones de años de la Antártida nos relata cómo era el clima en la antigüedad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Recién descubierto por un equipo de investigadores, el hielo de dos millones de años de antigüedad de la Antártida proporciona una imagen más clara de las conexiones entre los gases de efecto invernadero y el clima en la antigüedad, lo que probablemente sirva para comprender mejor el cambio climático futuro.

Como se detalla en este estudio publicado en Nature, para lograrse se usó el aire atrapado en las burbujas en el hielo para medir los niveles de gases de efecto invernadero, dióxido de carbono y metano.

Efecto invernadero

El grupo responsable de este hallazgo fue dirigido por John Higgins y Yuzhen Yan de la Universidad de Princeton y Andrei Kurbatov de la Universidad de Maine, y aseguran que es la primera vez se puede estudiar un núcleo de hielo tan antiguo. Anteriormente, el núcleo de hielo completo más antiguo proporcionaba datos de hace 800.000 años.

El núcleo de hielo con el hielo de 2 millones de años proviene de un área conocida como Allan Hills, que está a unos 130 kilómetros de la estación de investigación antártica de Estados Unidos conocida como Estación McMurdo.

La base está localizada en el extremo sur de la isla de Ross, a orillas del estrecho de McMurdo, y a 3500 km al sur de Nueva Zelanda. Es operada por el Programa Antártico de los Estados Unidos, una rama de la Fundación Nacional para la Ciencia. Y el núcleo de 2 millones de años fue perforado a una profundidad de 200 metros durante la temporada de campo 2015-16.

Es importante conocer estos datos más antiguos que los que se tenían hasta ahora porque, durante el último millón de años, el ciclo de glaciaciones seguido de períodos cálidos ocurrió cada 100.000 años. Pero entre hace 2,8 millones de años y hace 1,2 millones de años, esos ciclos fueron más cortos, alrededor de 40.000 años, y las glaciaciones fueron menos extremas.

Los investigadores descubrieron así que los niveles más altos de dióxido de carbono coincidían con los niveles en los períodos cálidos de los tiempos más recientes. Sin embargo, los niveles más bajos no alcanzaron las concentraciones más bajas encontradas en las glaciaciones de los últimos 800.000 años.

El equipo de investigación regresará a Allan Hills próximamente para recolectar grandes cantidades de hielo de 2 millones de años y buscarán muestras aún más antiguas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir