Compartir
Publicidad
Publicidad

El Everest visto por los hijos de sus primeros escaladores

El Everest visto por los hijos de sus primeros escaladores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El calentamiento global está provocando cambios en la montaña más alta del planeta y pone en peligro la supervivencia de aquellos que viven en el Himalaya y cuya agua potable depende de los glaciares. Un panorama sombrío desde la óptica de Peter Hillary y Jamling Tenzing, hijos de los primeros conquistadores del Everest, que recoge la publicación británica The Independent.

El campamento base desde donde sus padres Sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay comenzaron su ascensión al Everest, al que los nepalíes llaman Chomolungma, Diosa Madre de la Tierra, se encuentra cuarenta metros por debajo del nivel de 1953 y los glaciares que lo rodean, así como todos los próximos, se están fundiendo a una velocidad tan alta que los científicos creen que la montaña no será más que roca para el año 2050.

Para el hijo de Edmund Hillary, el cambio climático es un hecho. Peter, que ha escalado dos veces el Everest, advierte que este año el campo base se encuentra a 5.280 metros de altitud frente a los 5.320 metros a los que se solía encontrar. Este hecho es debido a que se está derritiendo el hielo que hay encima y a los lados, y parece que se trata de un proceso que se seguirá agravando.

Jamling Tenzing asegura que los glaciares han retrocedido mucho desde la época de su padre, a lo que añade que el propio Norgay no reconocería hoy en día muchos parajes del Himalaya.

Según un estudio de los 9.000 lagos de origen glaciar del Himalaya que ha llevado a cabo Naciones Unidas, más de 200 podrían hacer ceder las barreras que los contienen, lo que provocaría la precipitación de miles litros de agua amenazando la vida de unos 40.000 sherpas que viven al pie del Himalaya. Peter Hillary, quien ha podido ver personalmente los efectos que desencadena la ruptura de una barrera de un lago glaciar, la compara con el estallido de una bomba atómica.

El retroceso de los glaciares se está acelerando. Ha pasado de unos 42 metros por año de media de 1960 al año 2001, a unos 74 metros en el 2006, lo que ha provocado la formación de grandes lagos en unos pocos años. El glaciar del Khumbu, desde donde Hillary y Norgay prepararon su asalto al Everest con la expedición británica de 1953, ha retrocedido 4.8 kilómetros en los últimos 20 años.

Poblaciones de la India y China también se están viendo amenazadas por el retroceso de los glaciares, ya que dependen del agua que les llega procedente de la cordillera. Los científicos consideran que en el caso de que desaparezcan los glaciares, los nueve grandes ríos que alimentan verían reducido su caudal de una manera muy notable, lo que desembocaría en consecuencias gravísimas para países enteros.

Vía | Portal del Medio Ambiente Fotografía | El Mundo - Reuters Más información | The Independent

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio