Compartir
Publicidad

8 gigantescas catástrofes medioambientales propiciadas por el ser humano

8 gigantescas catástrofes medioambientales propiciadas por el ser humano
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ser humano causará más o menos impacto medioambiental en el planeta Tierra, pero en ocasiones se le va la mano y la llamada "huella medioambiental" se convierte en una patada. A continuación, 8 de las más graves de estas patadas al medioambiente, ya sea por error, irresponsabilidad o inconsciencia:

1. Vertido en Golfo de México

En 2010 se produjo una catástrofe medioambiental que incluso sirvió como hilo conductor del primer capítulo de la quijotesca serie de televisión The Newsroom. Una plataforma de perforación de BP explotó, vertiendo petróleo en el Golfo de México durante tres meses. 225.000 kilómetros cuadrados fueron afectados. A día de hoy, se ignora cuál será el perjucio medioambiental a largo plazo de este desastre.

2. Explosiones en Jlin

En 2005, una serie de explosiones de grandes proporciones se produjeron en una fábrica de productos químicos de la ciudad de Jilin, en China. Si bien las explosiones causaron algunas víctimas, lo verdaderamente funesto llegó por la contaminación del río, que afectó a decenas de miles de personas: una fuga de benceno y de nitrobenceno que se vertió en el río Songhua, un importante afluente del río Amur.

3. Fuego de Al-Mishraq

Otra catástrofe ambiental de alcance desconocido la produjo un incendio presuntamente provocado en 2003, en una planta de azufre de Al-Mishraq, cerca de Mosul, en Iraq, que se prolongó durante un mes liberando 910.000 toneladas de óxido de azufre. Miles de personas enfermaron. Fue el mayor escape de dióxido de azufre que se haya registrado en un incendio.

4. Petróleo de Exxon Valdez

d
En 1989 se produjo otra catástrofe medioambiental que recuerda al vertido en el Golfo de México de 2010: el naufragio del Exxon Valdez originó el vertido de al menos 41,6 millones de litros de crudo en aguas de Alaska, contaminando 2.100 kilómetros de costa y segando la vida de más de 150.000 animales. Este es el segundo mayor derrame petrolífero de la historia de Estados Unidos.

5. Chernóbil

a
En 1986, la explosión en el cuarto reactor esparció al medio ambiente al menos 200 toneladas de material nuclear. El escape de radiación fue 400 veces superior al producido por la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima en 1945. Esta catástrofe nuclear mató a 50 personas y a 300.000 animales de forma inmediata. Pero más tarde hubo 4.000 casos de cáncer, y la zona de Ucrania es aún hoy inhabitable. Ecólogos rusos ha señalado que la contaminación radiactiva en los territorios cercanos a la planta nuclear de Chernóbil, en Ucrania, durará más de 300.000 años.

Durante estos años el planeta ha estado a salvo de este foco contaminante gracias a la construcción de un especie de sarcófago: una enorme coraza de acero y hormigón para cubrir el cuarto reactor destruido y centenares de toneladas de escombros altamente contaminados de radiación.

6. Fuga de gas en Bhopal

bhopal
En India, en 1984, se produjeron 18.500 muertos a causa de una fuga de gas en un tanque de Union Carbide que contenía más de 36 toneladas de productos químicos tóxicos, originándose una niebla mortal. Además, perecieron también miles de cabezas de ganado y animales domésticos y todo el entorno del lugar del accidente quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados que tardarán muchos años en desaparecer. En recuerdo de esta tragedia se celebra en todo el mundo cada 3 de diciembre el Día Mundial del No Uso de Plaguicidas.

7. Niebla asesina de Londres

Supongo que muchos de vosotros habéis leído (o visto la adaptación cinematográfica) de La niebla, de Stephen King. Pues esto se le parece, pero es real, y se produjo en Londres, en una fecha tan reciente como 1952. La niebla no estaba poblada por criaturas surgidas de una pesadilla, sino por productos químicos generados a raíz de la quema de carbón. Al parecer, ese invierno fue particularmente frío en Londres, y mucha gente se dedicó a quemar carbón en sus hornos para calentarse, originando un miasma mortal de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno. El hollín cubrió la ciudad de oscuridad durante cuatro días.

8. Enfermedad de Minamata

a
En Japón, en 1932, una empresa llamada Chisso Corporation acabó con la vida de entre 10.000 y 17.000 personas después de verter un compuesto tóxico llamado metilmercurio en las aguas de la bahía de Minamata durante más de treinta años. La intoxicación no sólo causó muertes, sino también terribles intoxicaciones y hasta casos de desórdenes mentales. En 1956, el año en que se detectó el brote, murieron 46 personas. Las mascotas y los pájaros del lugar mostraban síntomas parecidos. Las víctimas no serían indemnizadas hasta 1996. El caso constituye uno de los llamados "cuatro grandes procesos" de la responsabilidad medioambiental en Japón.

La catástrofe fue tan importante que incluso, tras un pequeño salto metonímico, ahora el síndrome neurológico grave y permanente causado por un envenenamiento por mercurio se denomina así, Enfermedad de Minamata.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio