Compartir
Publicidad

Un anticuerpo elimina las placas de Alzheimer, en ratones

Un anticuerpo elimina las placas de Alzheimer, en ratones
0 Comentarios
Publicidad

Años antes de que las personas comiencen a mostrar síntomas característicos de la enfermedad de Alzheimer, las llamadas placas amiloides comienzan a formarse en sus cerebros, dañando las células cercanas.

Durante décadas, los médicos han buscado formas de eliminar estas placas como una forma de prevenir o tratar la enfermedad. Ahora parece haberse descubierto cómo, aunque de momento el ensayo ha sido realizado en ratones.

APOE

Las placas amiloides están compuestas principalmente por una proteína cerebral llamada beta amiloide. Pero anidados dentro de las placas hay pequeñas cantidades de otra proteína: APOE. Las variantes del gen APOE son el mayor factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer.

Ahora, los investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington han demostrado que un anticuerpo no solo se dirige al APOE para eliminarlo, sino que también elimina las placas.

Los hallazgos, disponibles desde el 26 de marzo en el Journal of Clinical Investigation, podrían conducir a una forma de detener el daño cerebral provocado por las placas de amiloide mientras la enfermedad todavía está en sus etapas iniciales, tal vez antes de que aparezcan los síntomas.

Al parecer, una vez que los anticuerpos se unen a su objetivo APOE, atraen la atención de las células inmunes itinerantes, que transportan el anticuerpo y el objetivo para destruirlos. Los investigadores probaron varios anticuerpos que reconocen el APOE humano en ratones genéticamente predispuestos a desarrollar placas amiloides. Los genes APOE de los ratones se habían reemplazado con un gen APOE humano. Los anticuerpos fueron desarrollados en colaboración con Denali Therapeutics.

No existe tratamiento para prevenir o retrasar el inicio de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se están evaluando en ensayos clínicos algunos anticuerpos que eliminan las placas amiloides. Si bien tales anticuerpos son prometedores, a veces acarrean el efecto secundario de la inflamación y la hinchazón en el cerebro. Sin embargo, los anticuerpos que se dirigen a APOE pueden tener éxito en la eliminación de placas en las personas y es menos probable que desencadenen una respuesta inmune destructiva.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio