Compartir
Publicidad

Tus bacterias intestinales podrían ser la clave para perder peso

Tus bacterias intestinales podrían ser la clave para perder peso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las bacterias en nuestro intestino pueden jugar un papel importante en el tratamiento de la obesidad y otros trastornos metabólicos. El microbioma intestinal humano, los microorganismos que habitan nuestros intestinos, son importantes para preservar nuestra salud.

El microbioma

El intestino delgado está poblado por 100 millones de células bacterianas por mililitro; y el intestino grueso o colon por 100.000 millones por mililitro. Hay entres seis y siete mil especies diferentes. El peso total de todos estos microbios se ha estimado en más de un kilogramo. Muchos de ellos llevan consigo genes que nos dotan con rasgos y funciones útiles para nosotros, como ayudarnos a asimilar nutrientes, y convertir el resto en excremento.

Y aquí podría estar la clave para tratar los problemas de obesidad.

Una publicación reciente en el International Journal of Obesity ha encontrado que la proporción de dos grupos particulares de bacterias en el intestino puede predecir los resultados de la pérdida de grasa de los sujetos que cambiaron su dieta a la Nueva Dieta Nórdica (NND).

Virus 1913183 960 720

La Nueva Dieta Nórdica fue desarrollada hace tres años por expertos de los cinco países nórdicos con el fin de proporcionar pautas para una alimentación más saludable. El NND enfatiza los alimentos locales y estacionales, predominantemente a base de plantas, tales como raíces y vegetales ricos en fibra y cereales integrales como el centeno y la avena. La carne recomendada proviene de pescado como el salmón y el arenque o el alce salvaje, que es bajo en grasa. Debido al clima de la región, también incluye una gran cantidad de alimentos silvestres y hierbas como el musgo, champiñones, ortigas, cebolletas e hinojo.

En el estudio mencionado, los científicos querían comparar los efectos del NND con la dieta danesa promedio (ADD, por sus siglas en inglés) en personas con "mayor circunferencia de la cintura" que se adhirieron a ella durante 26 semanas.

62 de los 181 sujetos que tomaron parte en el estudio, fueron seleccionados al azar para proporcionar muestras fecales, según las cuales se separaron en dos grupos dependiendo de la proporción de Prevotella spp. y Bacteroides spp: dos grupos específicos de bacterias que habitan el intestino humano. Curiosamente, el efecto de las dos dietas dependió de la proporción de estos grupos de bacterias.

El estudio muestró que solo la mitad de la población perderá peso si come de acuerdo con las recomendaciones dietéticas nacionales danesas y come más frutas, verduras, fibras y granos integrales.

Por el momento, los investigadores solo pueden especular sobre los mecanismos implicados en los resultados del estudio. Diferentes bacterias intestinales pueden afectar de manera diferente la forma en que se metaboliza la energía de los alimentos, la forma en que se utiliza la fibra y la forma en que se secretan las hormonas que afectan el apetito.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos