Compartir
Publicidad

Según un nuevo estudio la aspirina puede evitar el cáncer de intestino

Según un nuevo estudio la aspirina puede evitar el cáncer de intestino
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Investigadores de la Universidad de Edimburgo han arrojado luz sobre la razón de que tomar aspirina puede ayudar a evitar el cáncer de intestino.

Ya se sabía que el uso regular de aspirina reduce el riesgo de una persona de desarrollar cáncer de colon, pero se desconocía cómo funcionaba exactamente este proceso.

Aspirina

Ha ganado un premio Nobel y fue elegida como uno de los cinco inventos imprescindibles legados por el siglo XX. Cada segundo que pasa, la aspirina es consumida por 2.500 personas en todo el mundo. Entre muchas otras propiedades, también parece que este analgésico reduce el riesgo de contraer cáncer de colón.

Para entender cómo lo hace, los investigadores se centraron en una estructura que se encuentra dentro de las células llamadas nucleolo.

Bottle 29731 960 720

Se sabe que la activación del nucléolo impulsa la formación de tumores y la disfunción también se ha relacionado con el Alzheimer y el Parkinson.El equipo del Cancer Center UK Edinburgh Center de la Universidad probó los efectos de la aspirina en las células cultivadas en el laboratorio y en las biopsias de tumores extraídas de pacientes con cáncer de colon.

Descubrieron así que la aspirina bloquea una molécula clave llamada TIF-IA, que es esencial para que funcione el nucléolo. No todos los pacientes con cáncer de colon responden a la aspirina, pero los investigadores dicen que sus hallazgos podrían ayudar a identificar a los que tienen mayor probabilidad de beneficiarse de ello.

Con todo, la aspirina tiene efectos secundarios que incluyen hemorragia interna y puede causar ciertos tipos de accidente cerebrovascular. No se recomienda el uso a largo plazo. Los investigadores advierten de que lo que sugiere su estudio es que se puede allanar el camino para el desarrollo de nuevas terapias más seguras que imiten los efectos de la aspirina.

La investigación, publicada en Nucleic Acids Research, ha sido financiada por el Medical Research Council y el Biotechnology and Biological Sciences Research Council.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos