Publicidad

Por primera vez se usan virus diseñados genéticamente para curar una infección resistente a antibióticos

Por primera vez se usan virus diseñados genéticamente para curar una infección resistente a antibióticos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El primer cóctel de fagos diseñados con ingeniería genética, virus que pueden destruir las bacterias y tienen una larga historia de tratamientos médicos, ha sido usado ya para eliminar bacterias resistentes a antibióticos, lo que ha curado de forma significativa una infección en una niña.

El tratamiento estaba dirigido a Mycobacterium, un género que incluye la tuberculosis. Después de 6 meses, las heridas de la paciente se curaron y su condición mejoró sin efectos secundarios graves.

Fagos

Una semana después de que la paciente con fibrosis quística de 15 años recibiera un doble trasplante de pulmón en septiembre de 2017, la herida de la incisión se volvió de color rojo brillante. Durante la mitad de su vida, Isabelle Carnell había estado luchando contra una infección resistente al fármaco de Mycobacterium abscessus, y ahora se estaba propagando rápidamente. Pero ya está curada gracias a los fagos diseñados genéticamente.

A diferencia de los antibióticos de amplio espectro, los fagos individuales suelen matar una sola cepa bacteriana, lo que significa que un tratamiento que funciona contra la infección de una persona puede fallar en otra persona infectada con una variante de la misma bacteria.

Los fagos también pueden ser tóxicos. Pero una serie de éxitos recientes contra bacterias resistentes a los antibióticos han reavivado el interés en la idea, lo que ha llevado a las principales universidades de Estados Unidos a lanzar centros de investigación de fagos. Las cepas de tuberculosis farmacorresistentes son un objetivo especialmente tentador para la terapia con fagos.

Ca 0510nid The Three Phages Online Inset

Para ayudar a Isabelle, los investigadores pasaron tres meses buscando fagos que podrían matar a M. abscessus. Encontraron tres. A continuación, quisieron combinar los fagos en un cóctel para reducir las posibilidades de que M. abscessus desarrollara resistencia, pero había un problema. Dos de los tres fagos eran los llamados fagos templados, que tienen genes represores que limitan su letalidad. Para convertir a esos dos en asesinos de bacterias eficaces, se eliminaron entonces los genes represores con una técnica de edición de genes.

Isabelle recibió por primera vez una infusión del cóctel de fagos en junio de 2018. En 72 horas, sus llagas comenzaron a secarse. Después de 6 semanas de tratamiento intravenoso cada 12 horas, la infección había desaparecido. Sin embargo, aún quedan rastros, por lo que aún recibe tratamiento dos veces al día. Esto ya le permite vivir una vida más normal, asistiendo incluso al colegio.

Los investigadores, con todo, enfatizan que Isabelle podría haber mejorado sin la terapia con fagos. También advierten que su cóctel hecho a medida no funciona contra otros casos de M. abscessus que han probado. Aún así, el éxito aparente ha alentado a los investigadores de fagos a seguir adelante.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir