Compartir
Publicidad

Este dispositivo experimental abre la puerta al tratamiento de lesiones de la columna vertebral

Este dispositivo experimental abre la puerta al tratamiento de lesiones de la columna vertebral
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Varios experimentos recientes han restaurado el movimiento en pacientes con una lesión de la médula espinal mediante la aplicación de estimulación eléctrica continua en la médula espinal. En sí mismo eso ya es un hito destacable.

Pero un nuevo estudio, publicado en la revista Nature, sugiere que la posibilidad de la llamada estimulación con patrón: un implante envía ráfagas de estimulación dirigida a los músculos que intentan moverse. En efecto, la estimulación se produce según sea necesario, simulando aproximadamente el propio mecanismo de señalización del cuerpo.

Tres casos

El neurocientífico Grégoire Courtine, del Instituto de Tecnología Suizo de Lausanne (EPFL), fue el encargado de liderar este ensayo clínico, que se llevó a cabo en pacientes con lesiones medulares de más de cuatro años de duración y parálisis parcial o completa de las extremidades inferiores.

El tratamiento aún es experimental, y su eficacia para otros con parálisis total o parcial aún no se ha resuelto. Los tres hombres en los que el tratamiento resultó ahora pueden caminar con la ayuda de muletas o un andador gracias a los nuevos protocolos de rehabilitación que combinan la estimulación eléctrica dirigida de la médula espinal lumbar y la terapia asistida por peso.

Este estudio logra un nivel de precisión sin precedentes en la estimulación eléctrica de las médulas espinales. Los responsables de estas pruebas utilizaron un dispositivo que consistió en la implantación de un estimulador en el abdomen que se conectaba a un campo de electrodos situado en la región lumbar, la zona en la que se encuentran las células que controlan los músculos de las piernas.

El dispositivo se controla de forma inalámbrica, simulando la extensión y flexión que hacen las piernas humanas al caminar y provocando que la neuronas vuelvan a generar actividad.

A los pocos días de comenzar el tratamiento, los pacientes pasaron de pisar en una cinta de correr a caminar sobre el suelo y pudieron ajustar la elevación de sus pasos y la longitud de la zancada.

Después de la rehabilitación, los pacientes pudieron caminar con apoyo parcial o con un andador, además de con ayuda del dispositivo de estimulación epidural eléctrica, pero finalmente consiguieron recuperar movimientos voluntarios en las piernas sin ese apoyo.

Los resultados, según indica Nature, establecen "un marco tecnológico para mejorar la recuperación neurológica después de las lesiones de médula espinal", un hito similar al logrado en septiembre por la Mayo Clinic y la Universidad de California.

La startup GTX medical, cofundada por Courtine y Bloch, utilizará estos hallazgos para desarrollar neurotecnología a medida con el objetivo de convertir este paradigma de rehabilitación en un tratamiento disponible en hospitales y clínicas de todo el mundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio