Compartir
Publicidad
Publicidad

Ensayando la animación suspendida

Ensayando la  animación suspendida
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Además de ser uno de los medios favoritos para facilitar los viajes espaciales, la animación suspendida es una técnica que pueden tener importantes aplicaciones aquí en la Tierra. Una persona gravemente herida podría ser colocada en animación suspendida a la espera de un tratamiento completo en instalaciones especializadas. Heridas de bala o amputaciones que provocan una grave perdida de sangre podrían ser tratadas con calma, deteniendo el corazón y evitando las complicaciones de tratar con las hemorragias en el proceso.

Por ello, la primera aplicación en la que se esta trabajando es la realización de operaciones quirúrgicas con los pacientes en animación suspendida. Los primeros experimentos con un grado aceptable de éxito se han realizado con cerdos, un animal que se nos parece bastante, en un hospital de Massachussets. El método se inicia con la extracción de la sangre y su sustitución un líquido compuesto por sales, azucares y productos destinados a proteger a los órganos de los radicales libres. Durante el proceso la temperatura del animal desciende hasta los 10 grados centígrados y el corazón se detiene. Hasta ahora unos doscientos animales han pasado por este método, permaneciendo hasta dos horas en animación suspendida, y la mayoría se han recuperado con éxito. Las pruebas y autopsias indicar que no se pierden las habilidades cognitivas ni aparecen muestras de daños cerebrales.

Y, por supuesto, podría facilitarnos enormemente el viaje a Marte o a otros planetas. Esperemos que tengan éxito y que, nuevamente, la ciencia ficción acabe anticipándonos el futuro.

Vía | Wired

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio