Compartir
Publicidad

El futuro ojo artificial más cerca

El futuro ojo artificial más cerca
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

El ojo, así como muchas otras partes del cuerpo, podrá ser sustituido por un órgano artificial en el futuro. Algo que parece factible para cualquiera de nosotros, que confiamos en el poder de la ciencia y aún nos asombramos con el enorme progreso de los últimos 50 años, es en realidad muy complicado de conseguir, falta mucho y mueve cantidades enormes de recursos económicos y "cerebrales". Este tipo de proyectos, como tantos otros, se consiguen a base de conseguir todos los pequeños pasos que van desde la idea más visionaria, hasta el desarrollo completo y, por decirlo así, utilizable.

Pues bien, con el actual avance de la nanotecnología, investigadores de los Sandia National Laboratories, capitaneados por la doctora Susan Rempe, forman parte de un enorme equipo multidisciplinar y también multiinstitucional encargado de desarrollar una batería a nanoescala que sea posible implantar en un ojo para alimentar una retina artificial. En el National Center for Design of Biomimetic Nanoconductors (Centro Nacional para el Diseño de Nanoconductores Biomiméticos), en Illinois, se diseñarán, modelarán, sintetizarán y fabricarán dispositivos médicos a nanoescala basados en transportes de iones tanto naturales como artificiales. Para conseguir el reto de crear una nanobatería, los investigadores deben primero comprender cómo funciona el mecanismo orgánico de generación de potencia, o sea, cómo funcionan las baterías orgánicas. Para ello utilizarán las más precisas técnicas de modelado multiescala, y la importancia de este modelado queda plasmado en esta frase: "If you don’t understand it, you can’t engineer it.” Lamentablemente, no conozco el verbo "to engineer" en español, pero la realidad es que sin modelado no hay ingeniería, ya que no seríamos capaces de entender ciertos fenómenos sin poder jugar con ellos. Los tiempos en los que la observación era suficiente para esbozar diseños han pasado, y hoy gran parte del trabajo de investigación de los ingenieros se centra en la búsqueda de modelos correctos.

En otros aspectos del proyecto trabaja Jeff Brinker, que está encargado de diseñar componentes de la batería utilizando dispositivos de silicio. Veremos cómo va avanzando este tema, pero ya tenemos claro que en lo que a órganos artificiales se refiere, hemos avanzado un paso más.

Vía | Sandia National Laboratories

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos