Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando la luz provoca estornudos

Cuando la luz provoca estornudos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una curiosidad, pero afecta hasta a un 25% de los seres humanos, especialmente a la raza caucásica. Es el reflejo de estornudo fótico, o síndrome autosómico dominante de irrupción compulsiva helio-oftálmica (síndrome ACHOO), y consiste en que los afectados, ante una luz potente, pueden presentar estornudos encadenados, similares a los que se producen en los alérgicos.

El ACHOO, a pesar de compartir una clínica similar, no se trata de una alergia, que se debe a un mecanismo inmunológico muy claro. El reflejo de estornudo fótico se debe a un estímulo nervioso anómalo.

Los seres humanos tenemos 12 pares craneales, es decir, 24 nervios que salen directamente del cráneo y que son responsables de la sensibilidad y movilidad de la cara y de buena parte de los estímulos involuntarios de todo el cuerpo. Este fenómeno, los estornudos producidos por la luz, se deberían a algo similar a un "cruce" o "interferencia" entre los estímulos conducidos por dos de estos pares craneales: el nervio óptico (o par craneal II) y el nervio trigémino (o par craneal V).

El nervio óptico es el responsable de transmitir a la corteza cerebral los estímulos visuales que son captados por las células de la retina. El trigémino es un acúmulo de tres fascículos con funciones motoras y sensitivas en la cara. La sensibilidad de la nariz y, por tanto, las provocadoras de los estornudos, se transmiten a partir de las ramas primera y segunda del trigémino.

¿Cómo contactan concretamente el II y el V pares craneales? Pues hay dos teorías, una puramente neurológica y otra más mecánica:

  1. La primera dice que en algunas personas existe una asociación entre ambos nervios. Esta situación, produciría que cuando el nervio óptico es sobreestimulado, es decir, cuando llega mucha luz a la retina, se active el trigémino y produzca estornudos.
  2. La otra nos habla de que la luz intensa produce lagrimeo y, al llegar al interior de la nariz a través del conducto nasoocular (por donde drenan las lágrimas habitualmente), producirían el reflejo del estornudo.

Hay factores que hablan a favor de una u otra teoría, como ocurre siempre, y supongo que alguna vez sabremos el mecanismo fisiopatológico responsable del síndrome ACHOO. Eso sí, creo que hay enfermedades y fenómenos mucho más interesantes en los que invertir tiempo y dinero, aunque eso deberían decirlo aquellos afectos de la dolencia.

Vía | Víctor Pimentel Más información | Wikipedia, Primavera y alergias En Genciencia | Evitar la propagación de la gripe a través de polímeros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos