Compartir
Publicidad

Un terremoto se deja oir en media España

Un terremoto se deja oir en media España
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

En el día de hoy se ha registrado un terremoto de magnitud 6.1 en la escala de Ritcher en la mitad sur de la península. El epicentro esta situado en el sureste de Cabo San Vicente, al sur de Portugal, donde no ha dejado víctimas o daños materiales.

No ha revestido gravedad a pesar de sus efectos notorios. La alarma ha provocado que cientos de personas hayan desalojado numerosas sedes oficiales y edificios altos en Sevilla y Madrid capital. Este movimiento ha sido el segundo de más intensidad registrado desde 1969.

Se denomina sismo, seísmo o terremoto a las sacudidas o movimientos bruscos del terreno generalmente producidos por disturbios tectónicos o volcánicos.

El origen de la gran mayoría de los terremotos se encuentra en una liberación de energía producto de la actividad volcánica o a la tectónica de placas. Los terremotos tectónicos se suelen producir en zonas donde la concentración de fuerzas generadas por los límites de las placas tectónicas dan lugar a movimientos de reajuste en el interior y en la superficie de la Tierra. Es por esto que los seismos de origen tectónico están íntimamente asociados con la formación de fallas geológicas. Suelen producirse al final de un ciclo denominado ciclo sísmico, que es el período de tiempo durante el cual se acumula deformación en el interior de la Tierra que más tarde se liberará repentinamente. Dicha liberación se corresponde con el terremoto, tras el cual, la deformación comienza a acumularse nuevamente.

A pesar de que la tectónica de placas y la actividad volcánica son la principal causa por la que se producen los terremotos, existen otros muchos factores que pueden dar lugar a temblores de tierra: desprendimientos de rocas en las laderas de las montañas, hundimiento de cavernas, variaciones bruscas en la presión atmosférica por ciclones e incluso actividad humana. Estos mecanismos generan eventos de baja magnitud que generalmente caen en el rango de microsismos, temblores que solo pueden ser detectados por sismógrafos.

El punto interior de la Tierra donde se produce el sismo se denomina foco sísmico o hipocentro, y el punto de la superficie que se halla directamente en la vertical del hipocentro- y que, por tanto, es el primer afectado por la sacudida -recibe el nombre de epicentro.

¿Has sentido este movimiento o cualquier otro? Cuéntanos tu experiencia.

Más Información | El País Más Información | El Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio