Compartir
Publicidad

La primera vez que se usó un diamante como herramienta

La primera vez que se usó un diamante como herramienta
0 Comentarios
Publicidad

Hoy en día ya extraemos grandes cantidades de diamantes para toda clase de usos. El mayor depósito se encuentra en la localidad yakuta de Sajá, Rusia, y es una mina de diamantes a cielo abierto que se llama Yubileyny. En enero de 2013 contenía más de 153 millones de quilates de diamantes recuperables.

Incluso somos capaces de concebir diamantes artificiales. La primera vez fue en febrero de 1955, en el laboratorio GE de Schenectady, en Nueva York, gracias a un dispositivo de ultra alta presión llamado Diamond Press, una pequeña cámara rodeada de pistones capaz de alcanzar unos 1.000 millones de kgf/m2 de presión y temperturas de 2.760 ºC. Sin embargo, el uso de diamantes como herramientas se remonta a una época muy antigua: hace seis mil años.

Según una investigación de la Universidad de Harvard, los antiguos chinos ya usaban diamantes para afilar y pulir hachas de piedra empleadas en las ceremonias de enterramiento nada menos que en el 4000 a.C. Los hallazgos se dieron a conocer en el número de febrero de 2005 de la revista Archaeometry.

Estas hachas tenían un tamaño que oscilaba entre los 13 y 22 centímetros, y datan de la cultura Sanxingcun y la Liangzhu.

Imagen | jurvetson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio