Compartir
Publicidad

Sopas Campbell se enorgullece de etiquetar sus productos como transgénicos

Sopas Campbell se enorgullece de etiquetar sus productos como transgénicos
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un organismo genéticamente modificado (abreviado OMG u OGM) es un organismo cuyo material genético ha sido alterado usando técnicas de ingeniería genética, como transgénesis, y todos somos conscientes de la mala prensa que tiene este concepto, sobre todo si está relacionado con la alimentación.

Sin embargo, Sopas Campbell no considera que el etiquetado obligatorio que informa que el producto contiene ingredientes transgénicos sea un estigma, es más, Campbell Soup Company han decidido etiquetar voluntariamente sus productos que contienen OGM para apoyar públicamente que deba etiquetarse obligatoriamente este concepto.

El origen de la controversia

Field 196173 960 720

La práctica de modificar genéticamente las especies para uso humano acompaña existe desde nuestros orígenes, aunque sólo recientemente se realiza en laboratorios, de forma más segura y controlada, y no en el campo o zonas de cultivo directamente.

El primer alimento genéticamente modificado autorizado para consumo humano fue el tomate Flavr Savr, en 1994. Este tomate se estropeaba más lentamente que el convencional. Sin embargo, resultó ser un fracaso comercial. Sectores ambientalistas en contra de la misma, y el síndrome de Frankenstein hace el resto, proyectando una imagen muy negativa de la modificación genética.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indica que, con respecto a los cultivos transgénicos cuya finalidad es la alimentación, no se han observado daños al medio ambiente ni a la salud en ninguna parte del mundo. También existe un amplio consenso científico en que los OMG que se encuentran actualmente en el mercado no representan un peligro mayor que los alimentos convencionales.

Naturalmente, en Xataka Ciencia no es la primera vez que nos declaramos favorables a los OMG: Para los que estén en contra de los cultivos modificados genéticamente.

A pesar de todo, el «Movimiento anti-OGM» continúa pujante, presentando sus propios estudios o críticas, la mayoría de ellas procedentes de entornos no científicos o directamente pseudocientíficos.

Campbell saca pecho

F160471 Spaghettios New Labels 0091

El futuro de la alimentación pasa por la transgenia, y debemos de ser conscientes de que estamos rodeados de transgénicos (incluso en los lugares más insospechados), a la vez que la esperanza de vida no deja de aumentar.

Así lo entiende también Campbell, que mantiene que los transgénicos han demostrado ser seguros en repetidas ocasiones y que pueden ser necesarios para satisfacer la creciente demanda de alimentos en todo el mundo. Y dado que 9 de cada 10 consumidores quiere saber si el producto adquirido es transgénico, Campbell quiere informar de ello. La compañía cuenta en The New York Times que trabajará con la Food and Drug Administration (FDA) y otros reguladores para establecer la normativa del etiquetado del OMG a nivel nacional.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio