Publicidad

La primera terapia génica que logra revertir la pérdida del memoria de Alzheimer en ratones

La primera terapia génica que logra revertir la pérdida del memoria de Alzheimer en ratones
Sin comentarios

Investigadores australianos han logrado un gran avance en la investigación del Alzheimer, demostrando lo que describen como el primer enfoque basado en la terapia génica para tratar formas avanzadas de la enfermedad.

Mediante experimentos en ratones, han podido demostrar cómo la activación de una enzima clave en el cerebro puede prevenir el tipo de pérdida de memoria asociada con formas avanzadas de Alzheimer e incluso revertirla.

Terapia génica

La investigación se ha realizado en la Universidad de Macquarie, donde los investigadores Lars y Arne Ittner estaban investigando el papel de una enzima clave en el cerebro llamada p38gamma. A través de investigaciones anteriores, los investigadores, que son hermanos, habían demostrado que al activar esta enzima en ratones con demencia avanzada, podían modificar una proteína que previene el desarrollo de los síntomas de Alzheimer.

A partir de ello, los científicos realizaron experimentos en ratones con enfermedad de Alzheimer avanzada para comprobar no solo cómo se podría frenar el deterioro cognitivo, sino también cómo la función de esta enzima protectora podría restablecerse a niveles normales para un beneficio aún mayor.

Los investigadores descubrieron que al introducir material genético, podían activar la enzima p38gamma de una manera que no solo detenía el deterioro de la memoria en los ratones, sino que mejoraba activamente su memoria a pesar de la naturaleza avanzada de su enfermedad.

Ahora se está trabajando para determinar el mejor camino hacia los ensayos clínicos y, eventualmente, comercializar este nuevo tratamiento para dentro cinco o diez años. Y el potencial de la técnica podría no terminar con la enfermedad de Alzheimer, y el equipo espera que pueda resultar útil para tratar otras enfermedades relacionadas con la demencia, como la demencia fronto-temporal, que generalmente afecta a personas más jóvenes de entre 40 y 65 años.

Un estudio que detalla el descubrimiento se publicará en la revista Acta Neuropathologica en septiembre.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios