Compartir
Publicidad

El supergén que ayuda a engañar a la mariposa

El supergén que ayuda a engañar a la mariposa
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una nueva investigación ha encontrado un gen que es capaz de cambiar los patrones en las alas de las mariposas para que imiten especies tóxicas y eviten ser cazados.

Según uno de los autores, el Dr. Marcus Kronforst de la Universidad de Chicago, los resultados obtenidos son sin precedentes.

Esperábamos encontrarnos con algo mucho más complejo cuando decidimos empezar con el estudio

Comenta Kronforst, cuyos resultados han sido publicados en la revista Nature.

Prácticamente todos los rasgos son controlados por muchos genes y cada uno de estos genes contribuyen una parte pequeña para hacer dicho fenotipo. Este es un escenario extremo

Durante mucho tiempo se ha sabido que algunas mariposas utilizan patrones de ala para imitar especies tóxicas y evitar la depredación.

Por ejemplo, en la mariposa Papilio polytes, la hembra de la especie tiene cuatro formas diferentes, tres de las cuales imitan a tres especies diferentes de mariposas tóxicas, incluyendo la mariposa Pachliopta aristolochiae.

Investigaciones anteriores demostraron que el interruptor genético para estas diferentes formas se encuentra en un lugar del genoma, conocido como supergén.

Hasta este momento, según Kronforst, todo el mundo esperaba el supergén estuviera formado de múltiples genes situados uno al lado del otro. Pero, cuando Kronforst y sus compañeros analizaron la variación de secuencias de ADN y la expresión génica en Papilio polytes estaban totalmente atónitos al encontrar que un único gen controlaba toda la variación en la mariposa hembra.

El gen, llamado doublesex, es bien conocido como un gen que controla la diferenciación sexual.

En todos los insectos, este gen es el jugador principal para contar todas las células del organismo, tanto si son hombres o mujeres

Dice Kronforst.

Este gen es el interruptor de final que determina que las hembras parezcan lo que son

Las mutaciones en diversas copias del gen doublesex son las responsables de la conmutación de las formas del ala cambiando cómo se expresa el gen y la estructura física de la proteína que produce. Los hallazgos muestran que la variación en rasgos muy complejos pueden tener una base genética muy simple.

El equipo afirma que el gen doublesex es el responsable de controlar la aparición de polimorfismos en otras especies, pero sólo en un sexo.

Al igual que en Papilio polytes, y algunas otras mariposas, esto también ocurre en algunos peces y aves, no estando necesariamente vinculado al mimetismo.

Vía | Nature

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio