Publicidad

Los cromosomas ofrecen una pista de por qué uno sexo vive más que el otro en diferentes especies

Los cromosomas ofrecen una pista de por qué uno sexo vive más que el otro en diferentes especies
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde los humanos hasta cualquier otro mamífero, las hembras suelen sobrevivir a los machos, viven más años, son más longevas.

Según un nuevo estudio, esta disparidad podría tener su origen en el hecho de que tener dos copias del cromosoma del mismo sexo está asociado con una vida útil más larga, lo que sugiere que la segunda copia ofrece un efecto protector.

Dos copias del cromosoma

La idea de que una segunda copia del cromosoma del mismo sexo ejerce este efecto protector no es nueva, pero ahora se ha demostrado que está mucho más extendida de lo que se creía.

En el estudio, publicado en la revista Biology Letters, se informa de que se reunieron datos sobre cromosomas sexuales y la esperanza de vida en 229 especies animales, desde insectos hasta peces y mamíferos. No se incluyeron las especies hermafroditas y aquellas cuyo sexo está influenciado por las condiciones ambientales, como las tortugas verdes.

Los resultados revelan que las personas con dos cromosomas del mismo sexo viven un 17,6% más, en promedio, que aquellos con dos cromosomas sexuales diferentes o solo un cromosoma sexual.

El equipo también descubrió que en las especies donde los machos tienen dos cromosomas del mismo sexo, estos machos viven en promedio un 7,1% más que las hembras. Sin embargo, en especies donde el patrón de cromosomas sexuales es al revés, como en los humanos, las hembras viven 20n9% más en promedio que los machos.

Los investigadores dicen que la extensión de la brecha de la longevidad puede reflejar otros factores en juego, incluido que los hombres tienden a correr más riesgos cuando se trata de asegurar una pareja sexual.

Pero también hay otras posibilidades que pueden contribuir en las brechas de longevidad: el estrógeno, hormonas sexuales esteroideas (derivadas del colesterol) de tipo femenino principalmente, parece proteger los extremos de los cromosomas del daño, un proceso relacionado con el envejecimiento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios