Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué nos molesta más un silbido que un grito?

¿Por qué nos molesta más un silbido que un grito?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Se debe a que el oído es mucho más sensible a los sonidos de frecuencias elevadas (agudos) que a los de baja frecuencia (graves). Se dice que un tono es grave cuando su frecuencia es baja (aproximadamente menor de 250 Hz) y que su tono es agudo cuando su frecuencia es superior a 2.000 Hz. Las frecuencias comprendidas entre ambas se denominan frecuencias medias. El espectro normal de audición para un adulto joven sano está comprendido entre 20 Hz y 20 KHz. Un silbido es mucho más pobre en componentes frecuenciales que un grito o una voz alta, por lo que causa una percepción más desagradable en el oído. Por esa razón son tan molestos los sonidos que emiten los despertadores electrónicos o relojes digitales, pues poseen muy poca (algunos una sola) frecuencia sonora.

En el otro extremo tenemos el ruido denominado blanco, que tiene que posee la misma potencia para cualquier banda de frecuencias. Está totalmente incorrelado, es decir, su valor en dos momentos cualesquiera no está relacionado. Algún ejemplo cercano al ruido blanco sería el sonido de una cascada de agua o el ruido que se escucha en un radio FM cuando se sintoniza fuera de una estación emisora (Oir).

Más información | Sinfomed Más información | Ruido Blanco en Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio