Compartir
Publicidad
Publicidad

Por fin podemos leer la teoría de la relatividad en sus páginas originales

Por fin podemos leer la teoría de la relatividad en sus páginas originales
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos hemos oído hablar de la teoría de la relatividad de Albert Einstein, pero lo cierto es que nunca antes habíamos podido leer las 46 páginas originales en alemán, escritas en Berlín, en las que el físico formuló en 1915 su célebre tesis.

Esto ha dejado de ser así gracias a la exposición realizada el domingo pasado en la Academia de Ciencias y Humanidades de Israel, en Jerusalén. El manuscrito original fue donado por el mismo Einstein a la Universidad de Jerusalén a propósito de su inauguración en 1925.

El responsable de la exposición, Hanoch Gutfreund, anunció que los aspectos de la conservación del manuscrito, tales como la luz, temperatura, humedad y la cantidad de visitantes, fueron tomados en cuenta al erigir la exhibición.

"La habitación se mantiene con una temperatura estable de 18 grados, una humedad de 50 y también limitamos la luz de la sala: no hay luz ultravioleta y mantenemos constantes 50 lux", explica la conservadora y restauradora de papel, Timna Elper, de origen español.

El texto, que describe el big bang y predice el descubrimiento de los agujeros negros, supuso una de las mayores revoluciones de la ciencia moderna. "A día de hoy, todo lo que predice y explica este documento es válido y actual", dice Gutfreund sobre las páginas que enuncian los principios fundamentales de la equivalencia, la covarianza generalizada y la curvatura del espacio-tiempo que, explica, "sentaron las bases para la cosmología y las ciencias que estudian el desarrollo del universo".

Y añade: "ver sus correcciones y ecuaciones, lo que borra y lo que añade, muestra las ideas básicas de Einstein, los obstáculos a los que se enfrentó y la trascendencia de lo que puede ser considerado como el gran logro intelectual producido por el cerebro de un ser humano"

Su importancia tiene implicaciones prácticas, tal como la determinación de la exacta localización de la Tierra en términos del aparato GPS y el monitoreo de naves espaciales en el espacio.

La exposición será visitada por grupos de aficionados a la ciencia, soldados y estudiantes de educación superior en todo el país. Estará abierta hasta el 25 de marzo de 2010.

Vía | rtve.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio