Compartir
Publicidad

Diagramas de Feynman (14)

Diagramas de Feynman (14)
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como íbamos diciendo, nosotros sólo tenemos acceso a detectar las partículas externas a un diagrama. Es decir, aquellas que entran al principio de todo, y las que salen después de todo el proceso. Todo lo que ocurre en medio es completamente inaccesible a cualquier observación.

Y esto no es una limitación de la tecnología. No es que necesitemos microscopios más potentes. Es que si se produjera una observación durante el proceso de la interacción, la propia interacción cambiaría. Es una limitación fundamental de la teoría, insalvable.

Al lector avispado, que haya consumido mucha divulgación, la situación que acabo de descubrir le sonará familiar. Hay un experimento muy famoso en que pasa algo similar: la doble rendija.

Ahora no me voy a poner a explicar dicho experimento en detalle, pero básicamente se trata de lanzar partículas sobre una superficie que sólo pueden atravesar por dos rendijas paralelas. Después, las recogemos en una pantalla.

Clásicamente, lo que esperaríamos es que las partículas pasaran por una de las rendijas, proyectando sobre la pantalla simplemente dos imágenes separadas. Estas imágenes corresponderían a las partículas que ha pasado por cada rendija.

Pero eso no es lo que ocurre en el laboratorio. Lo que observamos es un patrón de interferencia, como si en vez de partículas tuviéramos ondas.

Animación sobre el experimento de doble rendija
Si las partículas fueran ondas, el resultado se explicaría de la siguiente forma: El frente la onda incidente alcanzaría ambas rendijas al mismo tiempo, y se propagaría a partir de cada una como si fueran dos nuevas fuentes. Al interferir entre si, los nuevos frentes de onda, procedentes de cada rendija, crearían sobre la pantalla el patrón de interferencia.

Que la naturaleza se comportan a veces como partículas y otras veces como ondas se dio a conocer como dualidad. La mecánica cuántica resuelve el problema diciendo que, en realidad, no podemos saber qué camino sigue cada partícula. De hecho, si ponemos detectores cerca de las rendijas el patrón de interferencia desaparece (esto es un hecho más que comprobado experimentalmente).

Como veis, esto es más o menos lo mismo que hemos dicho que ocurre con los diagramas de Feynman. Sólo tenemos acceso al “antes” y al “después”. Lo que ocurre entre medio es completamente inaccesible; y si intentamos acceder a él, el fenómeno cambia completamente.

Foto | Stannered, Mpfiz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos