Compartir
Publicidad
Publicidad

Diagramas de Feynman (1)

Diagramas de Feynman (1)
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Según entendemos la Física hoy en día, en última instancia todo está compuesto de una serie de partículas elementales: quarks, electrones, fotones, y unas cuantas más. El resto de partículas son, en realidad, agrupaciones de otras más pequeñas, no son elementales. Quizá más adelante haremos un censo de partículas.

Por ejemplo, los protones y neutrones se forman a partir de tres quarks; los átomos se forman por neutrones, protones y electrones; las moléculas constan de varios átomos, y un largo etcétera.

Por lo tanto, desde un punto de vista reduccionista, si logramos entender las propiedades de las partículas fundamentales y sus interacciones, entonces comprenderemos la realidad completamente. Los diagramas de Feynman se dedican precisamente a ello, representan las interacciones entre partículas, y vamos a dedicar unos cuantos posts a hablar sobre ellos.

Antes de empezar esta serie, quiero empezar respondiendo una de las preguntas que probablemente formulareis, ¿cuál es el estado de aceptación de todo lo que voy a decir? ¿Es sólo una hipótesis de trabajo, o es algo bien comprobado?

Todo lo que diremos se enmarca en la teoría cuántica de campos, que como dijimos a finales de año es la última teoría que ha pasado el testeo experimental. Es decir, es lo más cerca a día de hoy que estamos de la verdad comprobada.

Es más, los diagramas de Feynman son una técnica que se siguen utilizando a diario en las facultades de Física. No se explican hasta casi el final de la carrera, pero son una herramienta fundamental para la Física de partículas, y para explicar experimentos tan costos y complicados como los modernos aceleradores de partículas.

Foto | Texample

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio