Compartir
Publicidad

"No podemos dar herramientas innovadoras y hacer que enseñen al viejo estilo" Anthony Salcito de Microsoft

"No podemos dar herramientas innovadoras y hacer que enseñen al viejo estilo" Anthony Salcito de Microsoft
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado Global Education Forum de Microsoft nos sirvió para tomar el pulso a un sector en plena integración con internet y la tecnología digital, la educación.

Allí pudimos hablar por un lado con Jan Muehlfeit y por otro con Anthony Salcito, vicepresidente en Microsoft para educación, sobre el futuro de esta y cómo la tecnología puede - o no - ayudar a mejorarla. Esto es lo que nos ha contado,

Xataka ciencia: Sobre lo primero que nos gustaría es hablar sobre las expectativas desmesuradas en torno a la tecnología y la educación. Leemos muchas pequeñas historias sobre “héroes” que llevan la tecnología al aula de manera efectiva, pero ¿cómo se puede trasladar de manera efectiva al panorama global de la educación? Parece como si hubiera mucho trabajo individual, pero ni procesos ni cultura en la industria.

Anthony Salcito: Creo que tienes razón. En parte porque la tecnología es aún nueva en los colegios, estamos aún en las primeras etapas sobre cómo integrarla adecuadamente. Hay un montón de ejemplos de gente que está haciendo el trabajo duro: innovar, poner toda su pasión y compromiso en la tarea. Aparecen casi cada día.

De hecho, mucha de esa gente que celebramos, a la que le prestamos atención, no tienen en ningún momento un mapa práctico sobre cómo hacerlo, así que ponen mucho de su tiempo personal en conseguir que salga bien. Y, demasiado frecuentemente, cuando vemos grandes cosas hechas en la educación y las trasladamos a los líderes y a otros profesores, todo desaparece. Tenemos que encontrar la manera de asentar los procesos y fomentar las habilidades necesarias para cambiar, para asegurarnos de que cada profesor está innovando, pero también compartiendo sus innovaciones. Ahora mismo, no se exportan esas nuevas ideas. Hay que lograr que los cimientos de la innovación estén en todas partes para que otros profesores puedan replicarlos.

También sabemos que ahora mismo tenemos que lograr que la gente se entusiasme con el cambio. Por todo el mundo, hay que tener países en los que se vea esto como la oportunidad de transformar su economía, su cultura, sus negocios… Precisamente, los países más comprometidos con el cambio educativo son los que sufren las transformaciones más profundas. Y esto no va a ocurrir porque se invente un nuevo dispositivo, va a pasar porque habremos logrado poner los cimientos para atraer nuevas compañías, construir nuevas industrias, desarrollar tecnologías, o inspirar a los estudiantes para que quieran crear sus empresas. Eso es lo que va a transformar nuestra sociedad, ahí es donde tenemos puestas las esperanzas. Así que más que hacer hincapié en los dispositivos, lo que me gusta es poner el foco en el impacto que tiene cómo se cambia la manera de aprender.

Xataka ciencia: Decías en la conferencia que el contenido tiene un papel muy importante, pero que ni él ni la tecnología deben ser lo central en la clase. Ahora vemos cómo, para muchos, el cambio en la industria del libro de texto puede ser similar al reto que ha afrontado la industria discográfica.

Anthony Salcito: Sí, lo que decía sobre el contenido es que históricamente hemos puesto el contenido en el centro de la educación: teníamos que aprendernos capítulos de libros de cualquiera que fuera el tema… Historia, biología, matemáticas, etc… Y eso no se va a ir, pero ahora tenemos la oportunidad de poner el foco en el aula. El cambio para los estudiantes y los profesores va a ser el de poner el foco en el aprendizaje y desarrollo de las habilidades.

Piensa en el álgebra como el pilar del pensamiento abstracto y las matemáticas abstractas, como la habilidad necesaria. Álgebra es el tema central, que hay que entender y practicar para desarrollar esa habilidad. El problema de los libros de texto es que hay demasiado contenido como para limitarlo a las páginas de un libro. Pero ahora que podemos hacerlo mucho más personal para cada alumno, tenemos que abrir un mundo entero de contenidos: explorar la historia, explorar diferentes caminos, diferentes perspectivas, rastrear la información… Así que no se trata de digitalizar libros de texto sino darles una nueva dimensión. Ahora aprenderemos desde diferentes visiones, mientras que en el pasado todo era mucho más específico, con una visión más concreta, mediatizada por nuestro país, nuestra religión, nuestro entorno cercano.

Así es como el contenido pasa de ser el foco a ser el motor del aprendizaje de esas habilidades. Ahora nos va a volver curiosos, colaborativos, comunicativos… Eso no significa que el contenido vaya a desaparecer y que los editores no vayan a tener un papel importantísimo que jugar. Pero hay que pensar en un mundo en el que el contenido siempre está cambiando y siempre está al alcance de tus dedos. Ese motor del que hablaba va a ser uno que jamás deje de crecer, creado por profesores y estudiantes, y ahí habrá innumerables oportunidades.

Xataka ciencia: La lógica de internet es una de “concentración”, llegar a muchos con poco, mientras que la de la educación siempre ha sido que hubiese cuanto más profesores posibles para agrupar a los estudiantes en grupos muy pequeños. Además, tenemos la moda de los MOOCs. ¿Cómo afectará al papel del profesor? ¿También se aplicará esa moda de concentración y habrá muy pocos buenos profesores para cientos de estudiantes?

Anthony Salcito: Sí, entiendo que la reacción inicial es pensar que algunos profesores tendrán que salir y que todo lo vamos a llevar en cursos masivos. Pero que los estudiantes tengan la oportunidad de acceder a diferentes herramientas y puntos de vista crea un entorno muy poderoso para cualquier profesor. Y les da la oportunidad de expandir el conocimiento más allá del aula, dar nuevos enfoques y lo que es más importante: inspirar a los estudiantes para que entienda el potencial.

Ahora los profesores pueden aprovechar el tiempo de clase, ese tiempo escaso y valioso, para inspirar a los estudiantes, para crear entornos de colaboración, para hacer que el contenido tenga sentido y se relacione con las habilidades de cada uno.

Lo que tenemos claro, y lo que hemos aprendido a través de los estudios en los colegios y las investigaciones con nuestros colaboradores, es que la innovación en la metodología es más importante ahora de lo que ha sido nunca y que la tecnología requiere métodos mucho más innovadores.

Lo que no podemos es, simplemente, darles las herramientas innovadoras y hacer que enseñen al viejo estilo. A los profesores les estamos pidiendo que usen diferentes aproximaciones (métodos interactivos, aplicaciones de juegos, etc…), que son mucho más avanzados, pero no les enseñamos cómo. Hay que darles el mapa para llegar al objetivo.

Estamos enfrentándonos a alumnos desmotivados, sin inspiración, desconectados de lo podrían cambiar con su trabajo, colegios a los que le faltan recursos… Ahí está la oportunidad para trasladarla a millones de profesores en el mundo.

Xataka ciencia: Una última pregunta: en la última parte de tu conferencia has hablado del portfolio de Microsoft. En España, vemos que muchos colegios han optado por dispositivos Android, quizás por el precio y por lo táctil. ¿Qué claves son las que un colegio debe mirar antes de integrar tecnología en clase?

Anthony Salcito: Lo primero que hay que ver es qué pretendes conseguir con el dispositivo: por ejemplo, a los colegios les encantan los dispositivos táctiles, pero cuando estás ante uno, hay que tener claro que principalmente vas a usarlo para consumir. Pero si quieres que los estudiasen creen y construyan proyectos de vídeo, o documentos variados, o colaboren entre sí, vas a necesitar algo diferente. Por ejemplo, un stylus para subrayar. O un teclado. En Microsoft sabemos que se está optando por diferentes plataformas y queremos estar presentes en ellas. Por ejemplo, en Android con OneNote.

Y también tenemos la experiencia de que los colegios son muy sensibles a qué ocurre con sus datos. Así que quizás quiera usar el dispositivo más barato, pero también tengo que enfrentarlo a cuáles son los riesgos de seguridad y privacidad que introduce.

Cuando los colegios piensan en todos las opciones y las consecuencias que tendrán, buscan la plataforma que más les aporta, y aquella en la que el ecosistema es más amplio y versátil. Ahí nosotros estamos ofreciendo el poder de Microsoft Office y el ecosistema que estamos creando en una multitud de dispositivos muy diferentes entre sí para darles muchísimas opciones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio