Compartir
Publicidad

El poder de los datos: si quieres saber en qué zona subirá el precio de pisos, sigue a Starbucks

El poder de los datos: si quieres saber en qué zona subirá el precio de pisos, sigue a Starbucks
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quienes amen el café y las series probablemente anhelarán tomarse un capuccino en Café Nervosa, en Seattle, donde se reunían en Frasier. Y es que Seattle y el café tienen una conexión especial. Aquí fue donde Starbucks abrió su primer establecimiento, en marzo de 1970, y los nueve primeros meses de existencia tuvo unos ingresos brutos de 49.000 dólares.

Desde entonces, la cadena de cafeterías Starbucks ha abierto 19.000 establecimientos en más de 60 países. Podéis distinguir su logotipo verde y blanco desde Arabia Saudí hasta Suiza. El cómico Jay Leno dijo que incluso lo acabaríamos viendo en Marte. Pero los emplazamientos de dichos establecimientos no son baladí. De hecho, son tan estratégicos que pueden pronosticar si allí subirá el precio de la vivienda.

Cruzando los datos del emplazamiento de los locales Starbucks con las bases de datos de Zillow, se ha detectado que no solo en los sitios donde se sitúa un local Starbucks crece el precio de la vivienda, sino que en tales lugares se están recuperando mucho más rápidamente de la crisis del ladrillo.

Una casa que esté en un radio de una milla de un Starbucks se habría vendido, en promedio, por 137.000 dólares. Una casa que no está cerca de un Starbucks s habría vendido, en promedio, por 102.000 dólares. Lo más llamativo es que esta correlación no se produce con otros establecimientos con cafetería, como Dunkin Donuts. Solo con Starbucks, al menos de forma tan pronunciada.

Por ejemplo, entre 1997 y 2012, las viviendas que ahora se encuentran cerca de Starbucks o un Dunkin 'Donuts siguieron trayectorias históricas similares, superando sustancialmente la apreciación global de valor de la casa. Pero sus caminos se separaron durante la reciente recuperación de la vivienda de tal manera que, en la actualidad, las casas que quedan cerca de un Dunkin 'Donuts han incrementado su valor un 80% desde 1997, mientras que las casas cerca de Starbucks han incrementado su valor un 96%.

Frappuccino Effect

¿Causa o consecuencia?

¿Starbucks sabe buscar buenos emplazamientos para sus establecimientos, es decir, intuye dónde va a crecer el valor de la vivienda de un barrio o es el propio Starbucks quien incrementa el valor de la vivienda? Los datos indican que las viviendas que quedan más cerca del Starbucks aumentan más su valor que las que quedan más lejos, así que el epicentro de la subida parece ser el propio Starbucks.

Lo que no quita tampoco que desde Starbucks empleen mucho tiempo y esfuerzo, cruzando toda clase de datos estadísticos de los patrones de tráfico y de negocios adyacentes, en escoger la mejor ubicación posible. Por ello, no es extraño que encontremos un Starbucks en los mejores sitios para detenerse a tomar un café. Junto a las salidas de transporte público, en las esquinas de calles muy transitadas, etc.

Obtener estos emplazamientos tan exclusivos es muy costoso: los arrendadores lo saben y elevan los precios en consecuencia, lo que podría también influir en que asciendan los precios de las viviendas próximas. Un efecto que acaba siendo reforzado por una marca muy cool que atrae a consumidores de clase media alta (por el precio de sus cafés), como es Starbucks.

Tal y como lo explicaba el economista Tim Harford en su libro El economista camuflado:

Si Starbucks realmente tuviera a sus clientes hipnotizados, como dicen sus críticos, no necesitaría esforzarse tanto para que las personas se tropiecen con sus cafés. El buen margen de ganancia que Starbucks obtiene de sus capuchinos no se debe ni a la calidad de su café ni a su personal: se debe principalmente a su ubicación.

Vía | Quarz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio