Compartir
Publicidad
Publicidad

Las aves ya no quieren viajar

Las aves ya no quieren viajar
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las aves que pasan el invierno en los humedales del norte de Europa están cambiando sus patrones de migración a medida que aumentan las temperaturas.

El Wildfowl & Wetlands Trust (WWT) (una organización sin fines de lucro para la conservación de los humedales del Reino Unido) dice que la cantidad de especies está disminuyendo, ya que muchas aves no llegan a volver.

El investigador principal, Aleksi Lehikoinen, de la Universidad de Helsinki , examinó información recogida durante tres décadas en el Observatorio de Aves Hanko, al sur de Finlandia.

Desde 1979, un grupo de voluntarios viene realizando conteos diarios de aves para construir un censo de la migración. Esta cuantificación reveló qué especies fueron volando desde Finlandia hacia el sur y cuándo.

El censo de tres décadas, reveló que algunas especies habían estado retrasando las fechas de migración hasta en un mes. De las quince especies que contaron, seis emprendieron el vuelo mucho más tarde, y entre ellas figuraban algunas aves que suelen migrar hacia el Reino Unido en invierno, como el ganso común y el porrón moñudo.

Lehikoinen y sus compañeros dicen que esto demuestra la rapidez con la que las aves acuáticas responden al cambio climático.

Una cosa que se ha encontrado en otros estudios, además del nuestro, es que la temperatura del agua ha aumentado más rápidamente que la temperatura del aire. Esto significa que hay más alimentos disponibles para estas especies más al norte

Explica el científico.

Geoff Hilton, jefe de investigación de especies del WWT, explicó:

El Reino Unido se halla al final de la ruta migratoria de las aves que bajan de Escandinavia, Rusia y Siberia. Es casi la última parada, por lo que algunas especies no llegan en absoluto. Simplemente se quedan más arriba en la ruta de vuelo

Hilton, quien no participó en este estudio, señala que éste ofrece una instantánea que coincide con los cambios que él y sus colegas habían observado en la mayor reserva de humedales del país, localizada en Slimbridge, Gloucestershire (Reino Unido).

El investigador usó el ejemplo de los gansos de frente blanca, cuya cantidad se redujo alrededor del 75% en el Reino Unido en la última década.

En Slimbridge, hace 30 años, por lo general había 6.000 aves en pleno invierno, mientras que ahora rondan los 500. Estos son cambios bastante grandes en términos ecológicos

Esta reducción, según Hilton, podría tener efectos en cadena en el hábitat de los humedales.

Richard Gregory, jefe de monitoreo de especies y de investigación de la Sociedad Real para la Protección de los Pájaros, agregó que el estudio apoya la creciente evidencia de que la vida silvestre responde al cambio climático.

El equipo de Finlandia alberga la esperanza de poder realizar un estudio más detallado de las poblaciones de aves acuáticas en el norte de Europa durante el invierno, con el fin de saber cuáles aves se desplazan hacia el norte y cuáles están disminuyendo en número a nivel mundial.

Vía | BBC News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio