Compartir
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLV): la termita

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLV): la termita
Guardar
25 Comentarios
Publicidad

Todos hemos mencionado alguna vez a las termitas, pero muy pocos las hemos podido ver con nuestros propios ojos. Sin embargo, las 2.600 especies de termitas que existen en el mundo constituyen el 10 % de la biomasa total del planeta.

Después de los rumiantes, las termitas son las criaturas más contaminantes: su dieta rica en fibra es la responsable del 11 % de las emisiones globales de metano. Por eso su estómago se parece también al de las vacas: cuenta con diversos compartimentos para descomponer la celulosa; y sus intestinos albergan 200 tipos de microbios que la trasforman en energía.

Se están llevando a cabo estudios de estos organismos diminutos financiados por la industria del biocombustible para comprobar si tienen el secreto de la extracción de combustible limpio a partir del maíz.

¿En qué se basa una termita para comerse una u otra madera? En las vibraciones que produce cuando empieza a roerla. Prefieren, pues, los muebles a los árboles. Las fibras de madera se rompen al morderlas y envían impulsos al cuerpo que revelan el tipo y tamaño de la pieza.

Las obreras ciegas son las que roen la madera para alimentar al resto de la colonia directamente de su boca o de su ano.

Pero las termitas también pueden excavar a través del hormigón. En Norteamérica provocan más daños que los incendios y las inundaciones combinadas.

Las termitas tienen grandes valores familiares, y además son monógamas, a pesar de que viven en colonias de millones de individuos. La reina se parece a la madre de Alien: puede aumentar hasta 300 veces su tamaño original porque sus ovarios se expanden. La reina de la especie Odontotermes obesus, por ejemplo, pone un huevo por segundo, más de 80.000 al día.

En 2007, una investigación sobre el ADN reveló que en realidad son cucarachas. Su antiguo orden Isoptera (“alas iguales”) ha quedado atrás y ahora son Blattodea (blatta en griego significa “cucaracha”). La teoría es que evolucionaron a partir de ancestros similares a cucarachas cuando desarrollaron la capacidad de comer madera.

Las termitas son uno de los insectos culinarios más populares: contienen un 75 % más de proteínas que un filete de ternera. En Nigeria se vende caldo de termitas en cubitos.

Vía | El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio