Compartir
Publicidad
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (V): la araña

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (V): la araña
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no ha querido alguna vez ser picado por una araña radioactiva para convertirse en Spiderman? Sobre todo por la gozada de lanzar telas de araña, porque…

-La seda de araña es 5 veces más resistente que el acero y 30 veces más elástica que el nailon. A la vez es tan ligera que, una hebra suficientemente larga para rodear el planeta Tierra, pesaría lo mismo que una pastilla de jabón. Se compone de proteínas (aporta la fuerza) y agua (la tensión superficial pone la elasticidad). Una araña puede hilar más de 6 kilómetros de seda durante su vida.

-¿Por qué no usamos la asombrosa seda de la araña para fabricar paracaídas, chalecos antibalas y tendones artificiales? Porque las arañas son muy difíciles de criar en cautividad (y además suelen comerse entre ellas), de modo que habrá que esperar a la ingeniería genética. Y es que la seda de araña es tan útil que le sirve a la araña incluso para volar: suben a un lugar alto, inclinan el trasero hacia el cielo, lanzan un hilo largo de seda y dejan que la brisa las lleve. Algunas arañas alcanzan así alturas de 4.000 metros.

-Tan integrado está en la araña el arte de tejer telarañas que incluso son capaces de tejer redes perfectas en gravedad cero. Pero en 1995, un experimento de la NASA reveló algo bastante obvio: que la marihuana les hace perder la concentración durante el hilado y que las anfetaminas les hacen tejer mucho más rápido, pero con menos precisión. Lo peor es el cafeína: entonces la araña se limita a unir los hilos de la araña de cualquier manera, sin formar esas estructuras geométricas tan características.

-A pesar de su mala fama, la viuda negra sólo se come a 1 de cada 10 ejemplares con los que se aparea.

-Y hablando de sexo arácnido, John Lloyd dice:

Las arañas macho no tienen pene. Para aparearse exudan gotas de esperma sobre una tela especial. Después las absorben con un “pedipalpo”, una de las dos patas especialmente adaptadas. Los pedipalpos se introducen, se giran y se bloquean en las aberturas correspondientes de las hembras y bombean el esperma, más o menos como R2D2 descargando en una ordenador central.

¿Será buena idea que en la próxima entrega de Spiderman Peter Parker y Mary Jane se entreguen a una noche de pasión?

Vía | El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio