Compartir
Publicidad

Se abre la puerta a los trasplantes de corazones de cerdo genéticamente modificados

Se abre la puerta a los trasplantes de corazones de cerdo genéticamente modificados
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Según se ha presentado por la Asociación Americana para la Cirugía Torácica en su convención de Toronto, un corazón de cerdo fue injertado con éxito en un babuino hace más de un año y todavía sigue funcionando. Lo siguiente, trasplantar a los seres humanos corazones de cerdo genéticamente modificados.

Hasta la fecha, las pruebas de trasplantes de cerdos en primates solo habían logrado su éxito durante un máximo de seis meses antes de producirse el rechazo.

Ahora la diferencia se basa en la modificación del ADN de los cerdos para conseguir órganos más compatibles con primates y seres humanos. Si el método tiene éxito se podría ampliar a otros órganos como el hígado, los riñones, el intestino o a las células productoras de insulina responsables de la diabetes.

El experimento se basó en el implante de estos corazones de cerdo modificados genéticamente en el abdomen de un babuino sin retirar el corazón del primate, el siguiente paso es sustituir el corazón y poner a prueba su capacidad como sustento de la vida.

La posibilidad de utilizar un órgano animal, se ha propuesto como una opción para salvar vidas humanas, pero el reto es eliminar el rechazo en los pacientes.

El cerdo ha sido elegido ya que su anatomía es compatible con los seres humanos y su ciclo de reproducción es rápido. Válvulas de cerdo ya se intercambian con válvulas cardíacas humanas.

En contraprestación, el ciclo de vida del cerdo es más corto que el del ser humano con lo que los trasplantes tendrían que ser reemplazados. También existe el riesgo de transmisión de enfermedades. A través de los cambios genéticos, los científicos han agregado varios genes humanos en el genoma del cerdo consiguiendo eliminar la posibilidad de desencadenar una respuesta inmune peligrosa en los seres humanos.

El profesor Peter Weissberg, director médico de la Fundación Británica del Corazón, comentó: Creo que representa una alta probabilidad de que ésto se pueda llevar a cabo, pero queda todavía un largo camino por recorrer.

Vía | Thelegraph

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio