Publicidad

Resuelto el misterio de cómo se forman y se mantienen los cálculos biliares

Resuelto el misterio de cómo se forman y se mantienen los cálculos biliares
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Durante mucho tiempo, los médicos han sabido que los cálculos biliares aparecen cuando el exceso de colesterol y sales de calcio se acumulan en la bilis, un líquido marrón amarillento que ayuda al intestino delgado a descomponer los lípidos. Sin embargo, lo que mantiene unidas las partículas para formar las piedras había sido un misterio. Hasta ahora

En un estudio publicado en la revista Immunity, un grupo de investigadores arroja luz sobre el pegamento misterioso que está detrás de esta formación: los glóbulos blancos llamados neutrófilos. El hallazgo sugiere posibles nuevos tratamientos para la enfermedad.

Neutrófilos

Los neutrófilos es un tipo de célula inmunitaria; uno de los primeros tipos de células que acuden al sitio de una infección. Los neutrófilos ayudan a combatir infecciones porque ingieren los microorganismos y segregan enzimas que los destruyen. Y también son el pegamento de los cálculos biliares.

Al igual que las arañas que capturan presas, los neutrófilos construyen estructuras similares a redes llamadas trampas extracelulares de neutrófilos (NET), que atrapan y matan microorganismos que nos enferman. Las piezas de ADN y moléculas encontradas por los investigadores en la superficie de los cálculos biliares pertenecían a los NET. Esto sugirió que podrían desempeñar un papel en la formación de las acumulaciones.

En un conjunto diferente de experimentos, los investigadores trataron ratones bajo la dieta inductora de cálculos biliares con medicamentos para bloquear la formación de NET o la migración de neutrófilos a la vesícula biliar. Ambos tratamientos tuvieron como resultado una disminución significativa en el tamaño y la cantidad de los cálculos. Es decir, se están abordando nuevas formas de tratar los cálculos biliares gracias a este nuevo hallazgo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir