Publicidad

Postureo bioquímico

1 comentario

Publicidad

Al hablar podemos acreditar o respaldar nuestras palabras con gestos impositivos, seguros de sí mismos, o, por el contrario, hacerlo con los brazos caídos, la cabeza baja o una voz apenas audible.

En muchos manuales sobre interacción social se suele sugerir que la postura corporal influirá en cómo nos interpretará nuestro interlocutor. Sin embargo, la postura del cuerpo también parece influir en lo que nosotros sentimos por dentro, a nivel bioquímico. O quizá es a la inversa: nuestros niveles bioquímicos influyen en nuestra postura corporal.

Al menos según sugieren los estudios de la psicóloga Amy Cuddy, quienes tienen niveles elevados de testosterona, por ejemplo, tienen una postura asociada con la firmeza. Quienes tienen niveles elevados de cortisol, por el contrario, presentan una postura más sumisa.

En el mundo de la empresa, los ejecutivos que ocupan puestos elevados y poderosos tienen acumulada la testosterona y reducido el cortisol. Lo que no sabemos qué fue primero: si la postura o la bioquímica. Aunque el estudio mencionado sugiere que la postura puede inducir reacciones bioquímicas.

Vía | Wired

Imagen | jesus-leon

9286270684_d6df57c2b8_o.jpg

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir