Compartir
Publicidad

Por qué los pulpos no se atrapan en sus propias ventosas

Por qué los pulpos no se atrapan en sus propias ventosas
2 Comentarios
Publicidad

Aunque a primera vista parece un cuestionamiento hasta cierto modo tonto, un estudio publicado en Current Biology parece que les ha dados interesantes resultados a los investigadores que se han preguntado el por qué los pulpos no se atrapan en sus propias ventosas.

En el estudio se han realizado un montón de experimentos para tratar de responder esta simple pregunta, y se han puesto escenarios en donde colocan a varios pulpos tratando de que se adhieran a ellos mismos, o a otros, por medio de sus ventosas, lo cual al final de cuentas dio como resultado que existe una pequeña situación química que impide a que los octópodos se atrapen con sus propias ventosas.

En detalle se comenta que los pulpos tiene la capacidad de producir ciertas moléculas en su piel que evitan que las ventosas se adhieran a ella, aunque más interesante es conocer que estos tiene la capacidad de desactivar la detección de esta molécula para que en una situación determinada puedan atrapar a otros pulpos.

Según comenta el investigador -y coautor del estudio- del la Hebrew University of Jerusalem, Guy Levy, que dicha investigación no arroja datos sobre qué molécula específica sea la que detectan las ventosas, pero sí asegura que si ésta es detectada por las ventosas su capacidad de apego se cancela de forma automática.

Además Levy también comenta que la investigación podría ayudar a varios proyectos de robótica, aunque a él le interesaría crear un dispositivo quirúrgico que pretenda simular esta función para que, al introducirse en el cuerpo humano, no se sostenga de ciertas partes del cuerpo sino que sólo de su objetivo principal.

Imagen | Morten Brekkevold (Flickr)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio