Compartir
Publicidad

¡Peligro, ocupas!

¡Peligro, ocupas!
22 Comentarios
Publicidad

Hasta hace no mucho, para ver un mapache había que buscar en un zoo, en Norteamérica o en los documentales de natulareza pero, desde hace unos años, campa a sus anchas por la Sierra de Madrid.

Llegó hasta aquí de rebote desde alguna tienda de mascota, su aspecto gracioso lo puso de moda pero es un animal salvaje, imposible de domesticar y cuando el dueño se da cuenta, acaba soltándolo por donde pille.

Como una especie de trilero de sí mismo, el hombre ha empezado a mover especies de sitio. Hemos cogido el mapa mundi y hemos pasado de Asia a África, de África a Europa, etc, una serie de especies animales y vegetales y las hemos situado en lugares que no les corresponden

Comenta Luis Miguel Domínguez, un conocido naturalista español.

A diferencia de las Montañas Rocosas, aquí el mapache no tiene enemigos naturales que le mantengan a raya y su efecto es devastador.

Algo parecido pasó en el País Vasco con el coipú, más conocido como la rata nutria. Es una rata gigante sudamericana que entró en la Península desde Francia por el Bidasoa y lleva tiempo afectando a áreas importantes y humedales de Euskadi.

De aspecto inofensivo pero igual de amenazador es el caracol manzana, una especie americana que ha plagado de huevos los arrozales del Delta del Ebro. En esta misma zona, se las ven y se las desean para erradicar al siluro, un pez de tres metros que fue introducido en estas aguas como trofeo para la pesca deportiva y que ahora llega hasta Zaragoza.

Más dañino es el mejillón cebra, que bloquea cañerías y presas o el picudo rojo, un escarabajo asiático que devora, literalmente, nuestras palmeras.

Los invasores se adaptan y se reproducen fácilmente, de nuevo, por la acción del hombre sobre el clima. Es una fórmula muy peligrosa, una ecuación que puede compremeter, sin duda, a nuestro futuro.

Mosquito tigre, cotorra argentina o bisón americano son algunos de los nombres de estos aliens de los ecositemas, muchos ni siquiera se ven pero como las define la Ciencia:

Son bombas biológicas capaces de transtornar el equilibrio ambiental

Vía | RTVE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos