Publicidad

Una nueva especie de tardígrado utiliza un "escudo" fluorescente para sobrevivir a la radiación ultravioleta letal

Una nueva especie de tardígrado utiliza un "escudo" fluorescente para sobrevivir a la radiación ultravioleta letal
1 comentario

Los tardígrados, unas pequeñas criaturas acuáticas conocidas como osos de agua, son particularmente resistentes: pueden sobrevivir al calor extremo, la radiación e incluso el vacío del espacio exterior.

Ahora debemos sumar una resistencia más: una nueva especie de tardígrado que puede soportar la luz ultravioleta (UV) a un nivel tan letal que es la que se usa para deshacernos de virus y bacterias difíciles de matar.

Serendipia

El hallazgo de esta nueva especie es fruto de la serendipia, es decir, la casualidad: investigadores del Instituto Indio de Ciencia registraron su campus en busca de osos de agua y luego los expusieron a diferentes condiciones extremas. Tenían una lámpara UV germicida en el laboratorio, y la probaron.

La dosis de 1 kilojulio por metro cuadrado, que mató a las bacterias y lombrices intestinales después de cinco minutos de exposición, fue letal para los tardígrados de Hypsibius exelaris a los 15 minutos; la mayoría murió después de 24 horas. Pero cuando incidieron en una extraña especie de color marrón rojizo con la misma dosis, esta sobrevivió.

Es más, cuando los investigadores aumentaron la dosis cuatro veces, aproximadamente el 60% de los osos pardos rojizos vivieron más de 30 días.

Los investigadores se dieron cuenta de que habían encontrado una nueva especie de tardígrado, parte del género Paramacrobiotus.

¿Cómo lo hace? Los pigmentos fluorescentes, probablemente ubicados debajo de la piel de los tardígrados, transforman la luz ultravioleta en una luz azul inofensiva, según informa el equipo en la revista Biology Letters.

A continuación, los investigadores extrajeron los pigmentos fluorescentes y los utilizaron para cubrir H. exelaris y varias lombrices de tierra Caenorhabditis elegans. Gracias a este nuevo escudo, sobrevivieron casi el doble que los animales sin los escudos.

Es probable, según los investigadores, que los tardígrados desarrollaron la fluorescencia como un medio para tolerar las altas dosis de rayos ultravioleta típicos de los calurosos días de verano en el sur de la India.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios