Compartir
Publicidad
Publicidad

Gracias a las células madre, nuestros dientes se repararán por sí solos

Gracias a las células madre, nuestros dientes se repararán por sí solos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un nuevo método que activa las células madre podría ayudar a reparar los dientes. Investigadores del King's College London implantaron esponjas de colágeno empapadas con tres inhibidores, incluido un medicamento que se probó como un agente terapéutico para la enfermedad de Alzheimer, en dientes de ratón dañados.

Una vez en su lugar, las esponjas infundidas con medicamentos catalizaron las células madre dentro de la dentina, el material óseo debajo del esmalte duro, llenando las cavidades con tejido vivo y restaurando esa parte del diente para la salud.

Reparación autónoma

Los investigadores perforaron agujeros en los dientes de los ratones y luego los rellenaron con esponjas empapadas en uno de los tres tipos de inhibidores de la glucógeno sintasa cinasa (GSK-3). Uno de los tres inhibidores, llamado Tideglusib, se ha probado como un tratamiento para el Alzheimer: se cree que los inhibidores de GSK-3 reducen el número de placas beta-amiloides y proteínas tau en el cerebro.

Nuestros dientes producen suficiente dentina por sí solos para reparar pequeñas grietas y lesiones, pero cuando una cavidad es muy grande, nuestros dientes no están a la altura del trabajo. Los dentistas usualmente llenan el orificio con cementos y masillas que sellan el espacio, pero estos implantes artificiales pueden deteriorarse con el tiempo y caerse. Es preferible rellenar una cavidad con material dental real, no solo porque dura más tiempo, sino porque un diente completo también es mucho más saludable.

Por el momento, según publican en un estudio, los investigadores examinaron los dientes de los ratones seis semanas después de que se insertaron las esponjas. Las esponjas habían desaparecido, y en su lugar había dentina nueva y sana. Pero las células madre dentales podrían usarse para algo más que la creación de dentina. Ha habido interés en usar las células para cultivar dientes enteros, y la gama de aplicaciones también podría extenderse a otras partes del cuerpo. Se nos viene encima, pues, una emocionante vía de investigación al respecto.
Imagen | Bacteriano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio