Compartir
Publicidad
Publicidad

El "single" del amor

El "single" del amor
Guardar
7 Comentarios
Publicidad


Como pasaba en la película de “Happy Feet“, las ballenas son todas unas románticas. En un momento dado, dentro de una misma población, todas las ballenas jorobadas macho comienzan a cantar la misma melodía de apareamiento.

Pero el jefe de la canción, algo así como un Barry White, cambia con el tiempo y crea nuevas y pegadizas versiones que se difunden repetidamente a través del océano. La mayoría de las veces, las canciones contienen algunos elementos del año anterior que se mezclan con alguna novedad. La investigación aparece publicada en la revista Current Biology.

Explica Ellen Garland, investigadora en la Universidad de Queensland:

Varias canciones se movían como ondas culturales de una población a otra, haciendo que todos los machos cambiaran su canción por una nueva versión

Esta es la primera vez que se recoge un intercambio cultural a gran escala en una especie que no es la humana.

Los investigadores de la Universidad de Queensland, en colaboración con los miembros del Consorcio de Investigación de ballenas del Pacífico Sur, lograron el descubrimiento buscando patrones en los cantos de ballena grabados de seis poblaciones vecinas en el Océano Pacífico durante más de una década.

Esto reveló un sorprendente patrón de transmisión cultural como la difusión de cantos de ballena desde Australia hasta la Polinesia Francesa en el transcurso de unos dos años.

Las canciones se iniciaron en la población que migra a lo largo de la costa oriental de Australia y luego se trasladó (sólo las canciones, probablemente no las ballenas) hasta llegar a la Polinesia francesa en el este. Los machos del oeste aprendían primero las canciones y posteriormente se aprendían de forma escalonada a través de una vasta región

Garland admite que aún no se sabe por qué las canciones de la ballena jorobada se propagan de esta manera. De hecho, ni siquiera es bien conocido por qué cantan las ballenas.

La canción puede ser una exhibición para el apareamiento, pero no está claro si el efecto principal es atraer a las hembras o repeler a los machos rivales. Podéis oir el “temazo” de esta primavera en el vía.

Vía | Current Biology

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio