Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cuántos insectos hay en el mundo? ¿Y en España? ¿Y para qué sirven los mosquitos? ¿Cuántos mueren en la carretera?

¿Cuántos insectos hay en el mundo? ¿Y en España? ¿Y para qué sirven los mosquitos? ¿Cuántos mueren en la carretera?
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En pleno verano uno es incapaz de sustraerse a una idea, a un concepto, a un organismo pequeño y zumbón, generalmente negro como un corpúsculo de carbón. El insecto. Sobre todo moscas y mosquitos. Pero mucho peor los mosquitos, porque los mosquitos se alimentan de nuestra sangre y ¿para qué sirven? Al menos muchos de ellos mueren estrellados en el parabrisas de nuestros coches. Pero ¿cuántos? ¿Realmente es una cifra importante si tenemos en cuenta los insectos que hay en el mundo? ¿Y en España?

A todas esas preguntas vamos a intentar responder. Así que tomemos aire y encendamos el antimosquitos:

A todos nos parece que el mosquito es la reencarnación de Satán. No sólo provocan un ruido machacón y agudo que recuerda un poco al que se oye en el dentista, sino que te pica y te chupa la sangre. El mosquito es drácula. ¿No nos iría mejor si lo erradicáramos del mundo?

Investigadores de la Universidad india de Kharagpur y de la japonesa de Kanagawa estudiaron al mosquito hembra (que es la pica), advirtiendo que los mosquitos hembras son capaces de flexionar ciertos músculos de su propia trompa para crear una presión negativa en la piel en el momento de picarnos. Con esta “táctica” no nos enteramos de la picadura y sólo notamos el picor debido a que el insecto escupe una sustancia anticoagulante a su víctima para facilitar la circulación sanguínea, que es la que causa la irritación de la piel. Es decir, que además de malos, son malos con nocturnidad y alevosía.

Pero los mosquitos también hacen buenas acciones, aunque sea inconscientemente. Huevos y larvas forman parte de la alimentación de algunos peces, polinizan ciertas flores y sirven como “transporte” para bacterias y virus. Sin mosquitos, la cadena trófica se tambalearía.

Aún así, uno no puede evitar solazarse cuando pilla a un mosquito cometiendo alguna actividad delictiva y consigue aplastarlo. Ver mosquitos aplastados es algo así como ver a un nazi sentado en los juicios de Nuremberg. Y una de las mejores maneras de aplastar mosquitos es mediante el parabrisas de nuestro coche.

Según el biólogo holandés Arnold Van Vliet, en seis meses fallecen 800.000 millones de insectos chocando contra los vehículos. Y sólo en Holanda. Para llegar a esta cifra, Van Vliet pidió a los holandeses que se fijaran en cuántos insectos se habían aplastado en la matrícula delantera de su coche, así como la distancia recorrida. Escogió la matrícula como censo porque esta placa tiene el mismo tamaño en todos los vehículos.

Los resultados del sondeo revelaron que cada año mueren 3.300 millones de insectos estampados contra las matrículas. La cifra final se obtuvo teniendo en cuenta que el frontal del coche es 40 veces más grande que la superficie de la matrícula.

Esta cifra nos puede parece elevadísima. Algo así como el apocalipsis para los insectos. La peste bubónica en forma de parabrisas. Pero no son cifras tan altas si nos ponemos a calcular cuántos insectos hay en el mundo.

La Royal Entomological Society de Londres, fundada en 1833 y que se dedica al estudio de todo tipo de insectos, estima que en el mundo habitan unos 10.000 millones de insectos por kilómetro cuadrado. Si la Tierra tiene 510.065.284,702 Km2, ya os podéis imaginar que la cifra resultante es apabullante.

En el planeta se calculan al menos 750.000 especies de insectos descritas por la ciencia, sin embargo, este número podría incrementarse entre 1,5 y 30 millones de especies en el futuro, a medida que vayamos descubriéndolas.

En España se ha estimado que el número de especies existente asciende a 40.000. En esta tabla podéis examinar con detalle el número de especies que hay de cada orden y su comparación a nivel mundial.

Y si aún no os pica todo el cuerpo, en este sitio podéis echar un vistazo a los insectos más raros del planeta, así como el insecto más largo, el más grande o el más fuerte (éste último es, por cierto, el escarabajo Hércules (Dynastes hercules), una especie de escarabajo rinoceronte que vive en América del Sur que puede aguantar 850 veces su peso en su caparazón).

Vía | Helium / Muy Interesante / Curiosidad / Entomología / El rincón de la tontuna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos