Compartir
Publicidad

Cuando la personalidad lleva a la Victoria

Cuando la personalidad lleva a la Victoria
0 Comentarios
Publicidad

Predecir el resultado de una pelea entre peces es algo más complejo de lo que parece, o al menos eso sugiere una nueva investigación. Científicos de la Universidad de Exeter y la Universidad A&M de Texas encontraron que, cuando se trata de comida, el enfrentamiento lo gana la personalidad antes que el tamaño.

Los hallazgos sugieren que los rasgos de personalidad, como la agresión, pueden ser más importantes que la fuerza cuando se trata de supervivencia.

El estudio, publicado en la revista Behavioral Ecology and Sociobiology, descubrió que los peces pequeños son capaces de enfrentarse a los peces más grandes siempre y cuando sean más agresivos.

Según el Dr en Biociencias de la Universidad de Exeter, Alastair Wilson

Independientemente de su tamaño inicial, cuando el pez tiende a tener un comportamiento agresivo, y en repetidas ocasiones, gana alimentos y, como resultado, pone peso
La investigación sugiere que la personalidad puede tener implicaciones de largo alcance para la vida y la supervivencia

Se colocaron especies de Xiphophorus birchmanni en una pecera, se les añadió alimento y su comportamiento fue capturado en un vídeo. Se llevaron a cabo ensayos en la alimentación con una competición entre machos y hembras. Los investigadores encontraron que mientras que los machos atacaban regularmente a su oponente para ganar comida, las hembras eran mucho menos agresiva y rara vez atacaban.

En los animales, se considera que la personalidad es el comportamiento que se observa repetidamente bajo ciertas condiciones. Principales aspectos de la personalidad como la timidez o la agresividad han sido previamente caracterizadas y se cree que tienen una importante significación ecológica.

También hay pruebas que sugieren que ciertos aspectos de la personalidad se pueden heredar. Seguir trabajando sobre si ganar alimento a través de la agresión puede mejorar el éxito reproductivo, arrojará luz sobre la heredabilidad de los rasgos de la personalidad.

Vía | Physorg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio