Compartir
Publicidad
Publicidad

Ya hace 14 años que descubrimos Sedna, el mundo en el límite del Sistema Solar

Ya hace 14 años que descubrimos Sedna, el mundo en el límite del Sistema Solar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con una órbita (afelio) de 960 unidades astronómicas (32 veces la distancia de Neptuno, el planeta del Sistema Solar más alejado del Sol), Sedna es un mundo de hielo que solo fue descubierto hace 14 años y se encuentra en los límites del Sistema Solar (aunque todavía más cerca que la nube de Oört, en inmenso casquete de billones de cuerpos níveos que rodea el Sistema Solar).

Sedna

La órbita excepcionalmente larga y elongada de Sedna tarda unos 11.400 años en completarse no fue óbice para que fuera descubierto el 14 de noviembre, tal día como hoy, de hace 14 años desde el Observatorio de Monte Palomar de Sedna.

El nombre de Sedna proviene de la diosa de la mitología esquimal del mar y de los animales marinos. Su superficie es de las más rojas del Sistema Solar, y su composición, en gran medida, es una mezcla de hielo y tolina con metano y nitrógeno congelados.

No se conoce bien ni su masa ni su tamaño y la Unión Astronómica Internacional no lo ha reconocido formalmente como un planeta enano. Con todo, el astrónomo Michael E. Brown (codescubridor de Sedna y de los planetas enanos Eris, Haumea y Makemake) cree que es el objeto transneptuniano más importante encontrado hasta la fecha.

Solar System 439046 960 720

Sedna se encuentra a 13.000 millones de kilómetros de la Tierra. Este nuevo mundo se anunció el 15 de marzo de 2004 gracias a las observaciones astronómicas del Observatorio Gemini del Instituto Tecnológico de California (Caltech).

Sedna es, por el momento, el objeto más distante y frío del sistema solar. De hecho, se cree que puede provenir de La nube de Oört, también llamada nube de Öpik-Oört. Así pues, Sedna podría ser un enorme cometa que ha decidido abandonar su nube de copos de nieve megalíticos para aproximarse un poco más al Sol.

Un mundo helado y rojizo (como Marte) que abandonó la región más fría del sistema para alcanzar una más confortable temperatura que, sin embargo, nunca supera los -240 Cº. Un punto intermedio entre el sol de los hombres y los fríos cometas oörtianos.

Tras su descubrimiento, siempre se dijo que quiénes estuvieran sobre su superficie podrían ocultar nuestra estrella con la cabeza de un alfiler teniendo el brazo totalmente extendido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio