Compartir
Publicidad

Según Shostak encontraremos vida extraterrestre en el año 2030

Según Shostak encontraremos vida extraterrestre en el año 2030
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El astrónomo jefe del Instituto SETI para la búsqueda de vida extraterrestre es Seth Shostak, que lleva involucrado en el proyecto más de veinte años, y que desde el año 2003 es el presidente del Comité Permanente del Programa SETI en colaboración con la International Academy of Astronautics.

El proyecto SETI más ambicioso actualmente está financiado por capital privado y dirigido conjuntamente por la Universidad de California en Berkeley, y el Instituto SETI de Mountain View, también en California. Y, a pesar de que poner fechas para cosas tan importantes es pecar de atrevido, osan garantizar que para el año 2030 encontrarán vida extraterrestre.

Pero ¿en qué se basan para hacer tal estimación (acaso un tanto optimista, dados los resultados obtenidos hasta ahora)?

Calculando SETI

Galaxy 10994 640

Antes de que se iniciara esta fase del programa SETI, el proyecto SETI más ambicioso era el Programa Phoenix, que estuvo nueve años buscando señales procedentes de estrellas situadas en el interior de una burbuja imaginaria centrada en la Tierra y que se extendía hacia todos los puntos unos 150 años luz. Es decir, 750 estrellas en total.

En la Vía Láctea hay entre 200 y 400.000 millones de estrellas. Si damos por cierta la ecuación de Drake, entonces se estima que entre dichas estrellas debe haber unas 10.000 civilizaciones capaces de comunicarse.

Cabe recordar que la estimación de Drake identifica los factores específicos que, se cree, tienen un papel importante en el desarrollo de las civilizaciones. Aunque en la actualidad no hay datos suficientes para resolver la ecuación, la comunidad científica ha aceptado su relevancia como primera aproximación teórica al problema. Se trata de una fórmula que trata de obtener el número de civilizaciones inteligentes detectables que nacen cada año en nuestra galaxia.

Su expresión viene dada por N = R·fp·ne·fl·fi·fc·L, donde N es el número de supuestas civilizaciones inteligentes detectables, y los demás parámetros son variables. Aquí podéis ver el significado de cada variable. Según explica David Toomey en su libro *Vida extraña:

Si filtrásemos el ruido estático al ritmo del Proyecto Phoenix, tendrían que pasar 98.000 años antes de que encontrásemos una señal. Pero (y es algo que Shostak repite a menudo) la velocidad a la que pueden procesarse las señales aumenta con el poder de computación de nuestros ordenadores, y según la ley de Moore, el poder de computación se dobla cada dieciocho meses. Suponiendo que esta tendencia continúe (y no hay motivos para pensar que no lo hará), en los próximos veinte años la Matriz de Telescopios Allen, regularmente actualizada, puede haber examinado 1 millón de estrellas. Si la estimación de Drake es correcta, es posible que antes de 2030 SETI haya detectado al menos una civilización extraterrestre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio