Compartir
Publicidad

Primeras señales recibidas de un satélite diseñado para alcanzar su órbita con una vela propulsada únicamente por luz solar

Primeras señales recibidas de un satélite diseñado para alcanzar su órbita con una vela propulsada únicamente por luz solar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este CubeSat llamado LightSail 2, del tamaño de una barra de pan, ha enviado sus primeras señales tras desprenderse de su vehículo de transporte.

Su mayor particularidad reside, sin embargo, en que ha sido un satélite que ha alcanzado su órbita una vez desprendido de un cohete Falcon Heavy de Space X propulsándose con una vela de luz solar.

LightSail 2

Space X lanzó con éxito este 25 de junio la tercera y más compleja misión de su cohete pesado Falcon Heavy, con 24 satélites experimentales a bordo, incluida una sofisticada vela solar.

LightSail es un proyecto financiado con fondos colectivos que pretende convertirse en la primera nave espacial en órbita terrestre impulsada a su órbita final únicamente por la luz solar. Con un peso de solo 5 kilogramos, este cubeSat guarda en su interior la vela que debe desplegarse para cumplir su función.

a

Después del despliegue, LightSail 2 desplegó su antena de radio y comenzó a transmitir datos de estado, así como una baliza de código Morse que indica su distintivo de llamada. Tras completar con éxito estas pruebas, el equipo desplegará la vela solar de 32 metros cuadrados, aproximadamente del tamaño de un ring de boxeo. Según ha explicado el gerente de proyectos de LightSail 2, Dave Spencer:

La nave espacial Georgia Tech Prox-1 hizo su trabajo a la perfección, llevando a LightSail 2 a la órbita deseada para la navegación solar. Recibir la señal de radio inicial de LightSail 2 es un hito importante, y el equipo de vuelo está emocionado de comenzar las operaciones de la misión.

Las velas solares están fabricadas en plástico, concretamente de politereftalato de etileno, un material usado en tejidos que es muy fino, ligero y reflectante. La teoría es que las velas solares permitirán navegar por el espacio en misiones muy largas sin necesidad de utilizar combustible, sino que serán propulsadas gracias a los fotones liberados por el Sol y que nos permitirá explorar la galaxia.

LightSail, además, es fruto de la inspiración de Carl Sagan, y en su momento se financió gracias al crowdfounding.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio