Publicidad

La NASA confirma que Ceres tiene grandes cantidades de agua bajo su superficie

La NASA confirma que Ceres tiene grandes cantidades de agua bajo su superficie
Sin comentarios

Una nave espacial de la NASA, la sonda Dawn, acaba de descubrir un océano oculto en nuestro Sistema Solar. Concretamente en Ceres, que se encuentra dentro del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Antes de quedarse sin combustible en 2018, la Dawn se elevó a 35 kilómetros sobre la superficie de este pequeño mundo. Los científicos todavía están estudiando los datos que recopilaron.

Carbonato de sodio

Dawn ya ayudó a los investigadores a descubrir que unas manchas brillantes estaban cubiertas por un compuesto llamado carbonato de sodio, que está formado por sodio, carbono y oxígeno. Esa corteza salada probablemente provino de un líquido que se evaporó en la superficie de Ceres.

Las regiones brillantes que Dawn estudió se encuentran dentro del cráter Occator de Ceres; los depósitos de sal se denominan Cerealia Facula y Vinalia Faculae. Tienen solo 2 millones de años, y los investigadores de Dawn creen que el proceso geológico que los creó aún está en curso.

Pia24021 Hires

Pero el origen del líquido continuaba siendo un misterio hasta este lunes, cuando una serie de documentos finalmente revelaron que el agua salada se había filtrado hasta la superficie del planeta enano desde un depósito subterráneo de unos 40 kilómetros de profundidad y cientos de kilómetros de ancho. Según explica Carol Raymond, investigadora principal de la misión Dawn: "Esto eleva a Ceres a la categoría de 'mundo oceánico'.

El hallazgo sitúa al planeta enano, junto a Encelado (una luna helada de Saturno) y Europa (una luna helada de Júpiter), en el grupo de mundos con océanos subsuperficiales. Como ellos, Ceres ahora es un competidor por albergar vida extraterrestre.

Pero las fuerzas que permiten que Encelado y Europa mantengan sus océanos no son las mismas para Ceres. Los otros dos mundos oceánicos sienten una fuerte atracción gravitacional de sus planetas: a medida que orbitan Saturno y Júpiter, esos cuerpos masivos estiran y comprimen las lunas, generando una fricción que calienta las lunas desde el interior. Pero en el caso de Ceres, los impactos de asteroides pueden haber jugado un papel importante.

Es decir, que los impactos de asteroides pueden haber mantenido brevemente al planeta enano lo suficientemente caliente como para que el agua líquida persista debajo de su superficie. Los científicos creen que el agua salada subterránea que descubrieron a través de Dawn puede ser un resto sobreviviente de un océano global que se congeló cuando Ceres se enfrió.

En el breve período de tiempo en que las condiciones fueron lo suficientemente cálidas, es posible que haya surgido la vida.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios