Compartir
Publicidad
Publicidad

Los astronautas que viajaron a Marte están de regreso a la Tierra (simuladamente)

Los astronautas que viajaron a Marte están de regreso a la Tierra (simuladamente)
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no estais leyendo Marte rojo de Kim Stanley Robinson. Esto es la realidad. Un grupo de astronautas están regresando a casa después de un viaje de un año hasta Marte. Lo que sucede es que el viaje ha sido totalmente simulado.

Hace un año, concretamente el 3 de junio de 2010, arrancó la primera simulación completa de una misión tripulada a al planeta rojo. El proyecto se enmarca dentro del programa Mars500 del instituto ruso IBMP (Institute of Biomedical Problems) para estudiar los factores humanos en los viajes interplanetarios. Así que la simulación ha sido bastante estricta.

En conjunto, el grupo de astronautas seleccionados pasó 520 días viviendo como si en realidad viajaran a Marte.

Primera fase: una simulación de 14 días durante la que se validaron las instalaciones y los protocolos de operación.

Segunda fase: desarrollada en 2009, cuatro rusos y dos europeos permanecieron en el módulo de aislamiento durante 105 días. En la medida de lo posible, los módulos de aislamiento reproducen hasta el último detalle de un viaje interplanetario. Viviendo y trabajando con una rutina parecida a la de los astronautas que se encuentran a bordo de la Estación Espacial Internacional. La ‘nave’ está compuesta de cuatro cilindros interconectados, con un volumen total de 550 metros cúbicos.

Tercera fase: A finales del pasado mes de enero, la tripulación llegó a la ‘órbita marciana’, donde les esperaba el ‘módulo de aterrizaje’ cargado de suministros (que en realidad era otro módulo conectado a las instalaciones principales). Los seis miembros de la tripulación de Mars500 permanecieron 365 días aislados en las instalaciones del instituto IBMP a las afueras de Moscú, como si ya no estuvieran en la Tierra. Durante su estancia en “Marte” realizaron tres paseos espaciales, utilizando trajes rusos Orlan, en el interior de una gran cúpula decorada como si fuese la superficie marciana. En estos paseos recogieron muestras del terreno, instalaron experimentos científicos y exploraron el entorno con un rover, imitando las actividades que algún día tendrán que realizar los primeros astronautas que lleguen al verdadero planeta rojo. Se comunicarán con el mundo exterior únicamente a través de correo electrónico.

A partir del 2 de marzo, los astronautas, tres rusos, dos europeos y un chino, regresaron a la nave y pusieron rumbo a la Tierra. El 5 de noviembre llegarán a casa, simuladamente hablando.

Si bien ya con anterioridad se han estudiado las consecuencias del aislamiento prolongado sobre grupos humanos y la viabilidad de ecosistemas parcialmente autosuficientes en, por ejemplo, las estaciones de investigación habitadas temporalmente en los entornos experimentales de la Antártida, Biosfera 2, BIOS-3 o más recientemente en el NEEMO (NASA Extreme Environment Mission Operations), este proyecto, que cuenta con la colaboración de la ESA pretende simular específicamente un viaje a Marte, investigando las consecuencias médicas y psicológicas del confinamiento durante un espacio de tiempo prolongado de una tripulación en un espacio aislado.

Sobre un total de 5.680 candidatos de los 18 estados miembros de la ESA, los seis voluntarios finalmente seleccionados fueron:

<strong>Cédric Mabilotte</strong>, 34 años, doctorado en relaciones internacionales e ingeniero en sistemas informáticos.
<strong>Cyrille Fournier</strong>, piloto de Airbus A320 de 40 años.
<strong>Arc&#8217;hanmael Gaillard</strong>, ingeniero de 32 años.
<strong>Oliver Knickel</strong>, ingeniero de la Bundeswehr (armada alemana), de 28 años.
<strong>Diego Urbina</strong>, investigador representante de la ESA; Ingeniero eléctrico y aeroespacial. Astronauta colombo-italiano de 26 años.
<strong>Wáng Yuè</strong>, 27 años, China. Investigador y médico participante en el entrenamiento de astronautas chinos.

Aparte de los cinco voluntarios europeos, participan también cuatro cosmonautas rusos. Escribe Romain Charles, miembro europeo de la tripulación:

Lo peor es la rutina diaria: cada día nos despertamos a la misma hora para realizar las mismas pruebas médicas con los mismos aparatos: ¡No hemos tenido ni un día de vacaciones o un fin de semana en el último año!

Sí, pero han sido los primeros seres humanos que han viajado a Marte. Aunque el viaje se haya parecido un poco a una estancia en Gran Hermano.

Vía | SINC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos